Microsoft quiere capturar todo el dióxido de carbono emitido en su historia

La compañía quiere ser carbono negativo para 2030



Microsoft se compromete a ser carbono negativo
Microsoft se compromete a ser carbono negativo

Microsoft anunció que eliminará todo el dióxido de carbono que haya liberado a la atmósfera para 2050. La compañía se comprometió a convertirse en carbono negativo para 2030. Esto significa que planea extraer más dióxido de carbono que calienta el planeta del que emite.

La tecnología necesaria para hacer realidad ese objetivo sigue siendo costosa y no está ampliamente disponible comercialmente

Por lo que la compañía también planea gastar mil millones de dólares en los próximos cuatro años para financiar la innovación en la reducción, captura y eliminación de dióxido de carbono de la atmósfera.

La compañía ha sido neutral en carbono desde 2012, cancelando sus emisiones mediante la compra de energía renovable y compensaciones de carbono. Fue entonces cuando comenzó a cobrar una tarifa interna en sus unidades de negocios por los gases de efecto invernadero que generan como una forma de hacer que sus divisiones reduzcan sus emisiones. Esas medidas ya no son lo suficientemente ambiciosas para la compañía, según el presidente de Microsoft, Brad Smith. Ahora planea obtener todo su uso de electricidad de las energías renovables para 2025. Y comenzará a cobrar a sus negocios por los gases de calentamiento del planeta que generan a lo largo de toda la cadena de suministro para ayudar a financiar sus nuevas iniciativas climáticas.

“Me recuerda a la Microsoft de antaño. Solían hacer cosas grandes y audaces como esta todo el tiempo y me alegra ver que ese carácter distintivo regresa a nivel planetario. También hace mucho tiempo que está atrasado».

Julio Friedmann. Investigador principal de la Universidad de Columbia. Anteriormente dirigió el departamento de I + D del Departamento de Energía en materia de captura y almacenamiento de carbono

El compromiso más audaz de Microsoft es su impulso para eliminar el carbono de la atmósfera

La compañía confía en la tecnología naciente y está inyectando una inversión significativa en una solución climática aún controvertida. Los defensores de la captura de carbono, como Friedmann, dicen que la tecnología es lo suficientemente madura como para lograr los objetivos de Microsoft. Es demasiado caro en este momento. El respaldo de Microsoft, y su infusión de efectivo, en última instancia podría hacer que la tecnología sea más barata y más atractiva para otras compañías que buscan nuevas formas de ser ecológicas.

Microsoft espera producir 16 millones de toneladas métricas de carbono este año, lo que equivale aproximadamente a 15 plantas de energía a carbón. Capturar dióxido de carbono del aire aún puede costar hasta u$ 600 por tonelada. A ese ritmo, podría costarle a Microsoft u$ 9.6 mil millones solo para eliminar las emisiones de este año. Sin hablar de todo lo que ha lanzado desde la fundación de la compañía en 1975.

Pero a medida que más personas adopten la tecnología de emisiones negativas, se espera que los precios bajen. Al igual que el costo de la energía solar cayó de aproximadamente $ 30 por vatio en 1980 a menos de $ 1 por vatio en 2019.

«La única forma en que podemos avanzar es tomando medidas que eliminen el carbono del medio ambiente. Pero la tecnología que necesitaremos para resolver este problema no existe hoy en día. Al menos no de la manera que sea asequible y efectiva de la forma en que el mundo lo requeriría».

Dijo Smith en un evento para los medios

Los críticos de la captura de carbono se preocupan de que depender de la extracción de carbono después de ser liberado reduce la presión de los contaminadores para quemar menos combustible fósil.

La captura de carbono es popular dentro de la industria de combustibles fósiles

10 compañías de petróleo y gas juntas decidieron canalizar u$ mil millones para desarrollar las tecnologías en 2016.

Por su parte, Microsoft dice que se ha comprometido a reducir drásticamente las emisiones en más de la mitad para 2030. Cambiar a fuentes de electricidad renovables en 2025 lo llevará a ese objetivo, pero también tendrá que hacer ajustes en otras áreas. La compañía no solo se responsabiliza por las emisiones de gases de efecto invernadero que emite directamente. También lo hace por las emisiones de los proveedores que contrata y la contaminación de los consumidores que usan sus productos. Cuando se trata de la Xbox de Microsoft, por ejemplo, la compañía está tomando en cuenta la contaminación de los materiales que tomó para hacer la consola de juegos, la electricidad que Microsoft usa para sus operaciones, las emisiones del envío y, en última instancia, la energía que alguien usa cuando la conectan y juegan.

Para abordar el cambio climático con tecnologías de emisiones negativas, Microsoft también debería asegurarse de que haya una forma segura y esencialmente permanente de almacenar el carbono que captura para que no se vuelva a liberar.

“El diablo siempre está en los detalles con esto. Y creo que va a ser realmente importante que Microsoft sea transparente sobre lo que exactamente quieren decir con carbono negativo y cómo planean llegar allí «.

Noah Deich, director ejecutivo de la ONG Carbon180, anteriormente Centro para la Eliminación de Carbono.

Microsoft todavía está haciendo negocios con compañías de combustibles fósiles

En septiembre, anunció un importante acuerdo con los gigantes de la industria petrolera Chevron y Schlumberger. Buscan «acelerar el desarrollo de soluciones nativas de la nube y entregar información procesable de datos para la industria»; utilizando la plataforma de computación en la nube de Microsoft Azure. En su anuncio, Microsoft dijo que lanzará una nueva «calculadora de sostenibilidad» para ayudar a los clientes de Azure a rastrear e informar su huella de carbono.

Los empleados de Microsoft han pedido a la compañía que tome medidas más importantes para abordar la crisis climática. En una carta de septiembre, exigieron cero contratos con compañías de combustibles fósiles, cero fondos para los políticos que empujan la negación del clima y cero emisiones para 2030.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*