Humedales artificiales, depuradores de residuos, efectivos y sustentables



Humedales artificiales depuradores de residuos efectivos y sustentables

Humedales artificiales, depuradores de residuos, efectivos y sustentables. Contaminación ambiental, medio ambiente

El aumento creciente en la generación de aguas residuales llevo a idear formas alternativas para tratarlas. Obteniendo una vez más la respuesta imitando  condiciones de gran eficiencia que se hallan en la naturaleza, y por lo tanto implementando medidas sustentables y más económicas como en este caso lo son la construcción y el uso de humedales artificiales.

Esta efectiva y prometedora técnica diseñada por  ingenieros y biólogos se basa, como dijimos antes, en reproducir modelos de la naturaleza. Ellos son óptimos en productividad,  costos económicos y  fácil mantenimiento, además de su estabilidad y autonomía. En este caso se crea una combinación  armoniosa de vegetales,  substrato y sus microorganismos asociados existiendo variantes de humedales artificiales de menor a mayor escala y complejidad. Los hay verticales y horizontales, y todos funcionan bajo el mismo principio. El líquido con sus contenidos penetra en el lecho artificial, adhiriendo a los granos de arena el material contaminante recogiéndose agua descontaminada.

En los prototipos de flujo superficial se usan plantas que crecen sobre el suelo (en este caso creado sobre el material impermeable). Se inunda por completo para que los vegetales realicen la depuración.

En el modelo de flujo sub-superficial cuenta con unos 700mm de grava sobre el forro impermeable. Allí el agua residual fluye en sentido  horizontal a 100mm por debajo de la capa de grava. Aquí las plantas crecen por encima del sustrato y sus raíces tocan el agua que discurre por debajo del mismo.

La diversidad de modelos de humedales artificiales es implementada en muchos lugares del mundo para tratar aguas residuales industriales, así como  aguas residuales domésticas

Con las aguas residuales domésticas en muchos de los casos se complementan  con  los diseños de barrios y zonas de construcciones ecológicas, reflejo de una nueva filosofía de vida; así también como el otro extremo benefician a sectores de escasos recursos económicos y naturales, que gracias a estas medidas sustentables y alternativas son capaces de seguir luchando por cubrir sus necesidades básicas y resurgir a pesar de todo.

Los humedales se construyen utilizando diferentes especies de plantas que abundan en la zona: totoras, repollitos de agua, camalotes o juncos.

  1. Los desechos cloacales desembocan en el humedal. Que es una cava llena de arena que funciona como aislante para que los olores no salgan a la superficie.
  2. El filtro del humedal consiste en una gran plantación. En este caso de juncos con sus raíces dentro de la arena, que se alimentan del agua.
  3. Los nutrientes del agua son absorbidos por los juncos, que los atrapan en su tejidos y los utilizan para su crecimiento.
  4. Los nutrientes absorbidos se eliminan con el cambio de tallo del junco. Esos restos forman una capa aislante.
  5. El agua, ya libre de nutrientes, desemboca desde el humedal hacia la laguna.
  6. El tamaño del humedal. La superficie necesaria se calcula en base a la cantidad de habitantes de la ciudad que produce los desechos, según la siguiente relación: una persona = alrededor de 5 m2.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*