Limpiafondos de piscina, robots al servicio del medio ambiente



Limpiafondos de piscina, robots al servicio del ambiente

A menudo, se habla de los robots de asistencia doméstica o personal como accesorios para hacer la vida más fácil a las personas. Pero pocas veces se hace referencia a ellos como una forma de ahorrar energía eléctrica o colaborar con la protección del medio ambiente. Esto, en definitiva, ayuda a evitar el calentamiento global.

Robots al servicio del medio ambiente

En el caso de, por ejemplo, los limpiadores robóticos de piscinas, aunque su función principal sea otra, en forma complementaria tienen una función ecológica que puede llevar a considerar su compra. Robots al servicio del medio ambiente, veamos de qué se trata.

Aunque existen páginas que dedican artículos a decir cuáles son los modelos de limpiafondos de piscina recomendados y cuáles son sus características más destacadas, en este artículo intentaremos prestar atención a aquellas características que los hacen más eficientes desde el punto de vista de la ecología y el ahorro energético.

Beneficios en el ahorro de energía

El sistema de limpieza de fondo tradicional, es decir, la succión mediante una manguera conectada a la bomba de recirculación, depende del consumo del equipo externo. Estos sistemas son impulsados por la bomba de la piscina, que después de los acondicionadores, son los mayores consumidores de energía en una vivienda. Los limpiadores de fondo son equipos de muy bajo consumo y optimizan la trayectoria y su ciclo de uso. Esto genera un ahorro de energía que a la larga se percibe.

Pero esta no es la única forma de ahorro energético que se puede conseguir con un robot limpiafondo. El hecho de mantener la piscina más limpia, reduce el ciclo de filtrado. También lo hace más eficiente, por lo que el sistema de filtrado consume menos energía. Estas características de eficiencia energética no sólo ahorran dinero por adelantado, sino que también reducen el desgaste de la bomba y el filtro de su piscina, manteniendo los costos bajos a largo plazo.

Como recomendación, si desea que realmente el ahorro sea el mayor que puede conseguir con un robot limpiafondos, no sobredimensione el equipo. Existen diferentes modelos para las diferentes capacidades y dimensiones de piscinas. Adquiera el equipo que mejor se adapta a la suya, con un equipo más grande solo logrará un mayor consumo energético y un mayor tiempo para amortizarlo.

Opciones de control remoto

En algunos casos, los limpiafondos robóticos tienen actualmente una forma de controlarlos en forma remota. Esto es, pueden activarse y desactivarse los ciclos de limpieza, acortar o alargar los tiempos entre ciclos, y en algunos casos, acelerar la velocidad del recorrido, todo esto, sin necesidad de estar físicamente en el domicilio.

¿Y qué tiene que ver esto con la ecología o el ahorro energético? Aunque no lo crean, mucho. El hecho de poder administrar el limpiafondo aún no estando en el domicilio hace que cualquier persona pueda decidir día a día la limpieza que necesita su piscina, incluso estando de viaje.

Quien administre el limpiafondo puede ser usted o algún encargado con conocimientos profesionales en limpieza de piscinas, tenga en cuenta este punto. Alargar el tiempo entre ciclos cuando se detecta que la pileta se encuentra más limpia, quizás por el menor uso que se le está dando por un viaje, suma un punto más al ahorro energético.

Mejor para el medio ambiente, mejor para la salud

La eficiencia energética no es la única forma en que un robot limpiafondo es ecológico. El hecho de utilizar otro equipo para la limpieza del fondo y de las paredes de la piscina reduce la necesidad de retrolavado en algunos casos hasta un 30%, conservando agua y energía. Además, al mejorar la eficiencia del filtrado, reduce la cantidad de químicos necesarios para mantener su piscina limpia.

Todos hemos experimentado la desventaja y los peligros que acarrea nadar en una piscina con demasiado cloro; el cabello quebradizo, los ojos rojos que pican y la piel reseca después de estar en la piscina son los inconvenientes menos peligrosos. El hecho de mantener la piscina más limpia, permite añadir cloro con menos frecuencia y reduce la necesidad de estabilizadores, clarificadores o pulidores.

En conclusión, menos es definitivamente más cuando se trata de ahorro energético, el uso de productos químicos, el medio ambiente y la salud de su familia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*