Ropa ecológica. Vestirnos cuidando el medio ambiente



Ropa ecológica

Vestirnos cuidando el medio ambiente: Ropa ecológica

Ropa ecológica. Cuidado del medio ambiente.

 

La ecología ocupa cada vez más espacios dentro de la vida cotidiana, y la vestimenta es uno de esos lugares. Cada vez son más las marcas que se ocupan de producir ropa ecológica. Además de las marcas de ropa que dedican parte de su producción a la ropa ecológica, surgen otras cuya producción es enteramente ecológica.

La ropa ecológica como sucede con todo lo producido ecológicamente, colabora con el medio ambiente contribuyendo a una mejor calidad de vida. Optar por una vestimenta ecológica implica colaborar con el cuidado del medio ambiente. Asimismo, se conoce que quienes realizan este tipo de ropa contemplan un sistema de trabajo dignificante. A diferencia de algunas marcas o empresas cuyos trabajadores se encuentran en condiciones precarias con un salario bajo.

Vestir ropa ecológica se convierte así, en una decisión que pregona nuestros principios, es mucho más que una moda frívola. Muchos diseñadores famosos han realizado colecciones ecológicas y cada vez es más amplio el margen de producción de este tipo entre las grandes firmas. Stella Mc Cartney es un ejemplo concreto.

Por otro lado Bono, el cantante de U2, lleva a cabo un proyecto de ropa ecológica junto a su mujer y el diseñador Rogan Gerz. En este caso trabajan con mano de obra africana. No sólo buscan colaborar con la ecología sino condiciones laborales  éticas.

La ropa ecológica se produce a partir de fibras orgánicas y de la reutilización  de prendas. Asimismo, en cuanto al teñido, se lo realiza con tintes naturales. Existen productos realizados con cáñamo o caucho reciclado. También es común encontrar accesorios y carteras elaborados con botellas plásticas o cajas de leche.

Otro de los puntos que se tiene en cuenta, al momento de producir ropa ecológica, es el del transporte. Como sabemos el combustible con el que los transportes se movilizan son contaminantes. Por este motivo, se busca obtener la ropa de lugares cercanos a su lugar de venta. Evitando así que la mercadería viaje por muchos kilómetros y contamine el medio ambiente.

Esto hace que muchas de las empresas que se dedican a producir ropa ecológica trabajen en conjunto con la comunidad en la que se sitúan. De esta manera se invita a la comunidad a concientizarse sobre todos los aspectos referentes a la ecología.

Las condiciones de trabajo éticas es otro factor que se pone en práctica, por lo tanto este tipo de producción se convierte en un proyecto completo que une a la comunidad y mejora la calidad de vida.

En cuanto a los diseños se presenta una gran variedad, algunos son artesanales, otros más clásicos, formales e informales. Existe una variedad importante de vestimenta ecológica lo que permite crear un estilo propio.

Los valores de la ropa ecológica no tienen un promedio, en algunos casos son elevados y en otros más accesibles. Todo depende del costo de la producción, del lugar de origen y de la marca que represente.

En algunos casos las grandes firmas realizan este tipo de producción pero poseen costos altamente elevados. Y no siempre comparten los valores éticos de producción. Por lo tanto, no siempre comprar ropa ecológica significa apoyar un conjunto de premisas sociales.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*