“SolaRoad”: donde andar en bicicleta produce energía solar



Si de aprovechar el espacio se trata, nadie podrá discutir que el proyecto Holandés denominado “SolaRoad” es un gran ejemplo de cómo hacer un buen uso de los espácios públicos.

“SolaRoad” se trata de un proyecto que implementa paneles solares en una ciclovía holandesa. La iniciativa pone a prueba estos caminos utilizándolos como un lienzo potencial para recoger la energía solar, comenzando con un carril para bicicletas cerca de Amsterdam.

 

El camino se construye de masivos módulos de paneles solares incrustados en el hormigón, donde cada uno posee un vidrio de alta resistencia en la parte superior para protegerlos del desgaste en el tiempo debido al uso (después de todo, pasarán por arriba de ellos miles y miles de ciclitas por día). A su vez, cada uno posee un revestimiento de plástico translúcido áspero para asegurar que los ciclistas no se resbalen.

Todo esto se ha hecho posible gracias a la firma de ingeniería TNO, quienes aseguraron que cada metro cuadrado de la carretera estará generando un promedio entre 50 a 70 kwh de energía anual. Una cantidad más que suficiente para que la tira inicial de 70 yardas suministre energía a una o dos familias holandesas.

Ésta prueba realizada en la localidad de Krommenie está siendo programada como para que funcione por 3 años bajo un coste de 3 millones de euros (lo que serían unos 3,7 millones de dólares aproximadamente). La financiación se había realizado, por partes iguales, por la provincia de Holanda Septentrional y un consorcio entre empresas holandesas que están más que deseosas de comercializar estas nuevas “carreteras solares”.

masivos módulos de paneles solares incrustados en el hormigón
masivos módulos de paneles solares incrustados en el hormigón

Aunque el uso de las carreteras públicas con objeto de producir energía solar puede parecer incómodo y costoso, dede la firma TNO afirman que las “carreteras solares” gozan de ventajas significativas. La más obvia, el área potencial de generación es casi ilimitada: sólo en Holanda hay más de 35 mil kilómetros de bicisendas (ciclovías, carriles de bicicletas). A su vez, a diferencia de las centrales eléctricas, las “carreteras solares” pueden estar ubicadas cerca de donde vive la gente, e incluso de esa forma no se cobrarían terrenos, que podrían ser necesarios para utilizarlos con otros fines. Y ésto es crucial para muchos países del mundo, como lo es en Holanda, que es a la vez uno de los países más densamente poblados del mundo, y uno de los más intensamente cultivados.

Es por todas estas razones que a pesar de los altos costos de diseño, construcción, instalación y los involucrados en medir el desempeño de ésta primera “SolaRoad”, los proyectos sucesores de “carreteras solares” pueden ser rentables dentro de una década. A medida que las células solares puedan ser consigidas cada vez a menores costos y sean más eficientes, la instalación y el mantenimiento estrán convirtiendose rápidamente en la parte más costosa de la energía solar.


Acerca de Natán Gasparotti 19 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. Conoce cuáles son las 7 principales fuentes de energía renovable - Red Estrategia
  2. Holanda estrena la primera ciclovía solar del mundo que le da energía a una ciudad - Red Estrategia

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*