Método Fukuoka, agricultura natural



La agricultura natural es un método de agricultura desarrollado por el japonés Masanabu Fukuoka, que no emplea maquinaria ni productos químicos. Ideó este método de agricultura que protege la tierra y elimina trabajos innecesarios, basándose en la experiencia de su familia y guiado por su intuición.

Fukuoka abandonó su trabajo como científico de investigación y volvió a su granja familiar para cultivar naranjas mikan ecológicas. A partir de allí dedicó su vida a desarrollar un sistema de cultivo ecológico único que no requiere escardar, usar pesticidas, fertilizantes ni labranza.

El sistema es muy fácil, práctico y económico, y además de Japón se ha aplicado en distintas partes del mundo. El mismo se encuadra en la denominada Permacultura y reproduce las condiciones naturales tan fielmente como sea posible, de modo que el suelo se enriquece progresivamente y la calidad de los alimentos cultivados aumenta sin mayores esfuerzos.

Una de las técnicas consiste en mezclar semillas con arcilla, después hacer bolitas y dejarlas secar. La arcilla es protectora de las semillas; una vez que están secas se arrojan sobre la tierra. Con la lluvia la arcilla se deshace y las semillas germinan. Esta técnica se puede implementar en grandes superficies o en espacios reducidos como jardines y macetas. El método funciona junto a la naturaleza y no en su contra.

Además en las bolas de arcilla puede agregarse una parte de abono natural, una porción de pimienta de cayena para espantar animales que puedan comer las semillas, y pueden incluirse distintas semillas: cereales, hortalizas, frutales, árboles de forestación. Es decir que se puede utilizar esta técnica para distintos fines, ya sea reforestación, regeneración de suelos, reverdecimiento, etc.

Los cuatro principios básicos de agricultura natural son:

  • No laboreo, no arar ni dar vuelta la tierra
  • No utilizar abonos químicos, ni compost preparado
  • No combatir las hierbas mediante cultivo o herbicidas
  • No utilizar productos químicos

Fukuoka acompaña su agricultura natural de una filosofía, considera que sanar la tierra y purificar el espíritu humano son un mismo proceso. Para ello propone llevar un estilo de vida y una agricultura que permita ese proceso.

Método Fukuoka:  agricultura natural
Método Fukuoka: agricultura natural

La agricultura natural requiere conocimiento y esfuerzo. Conocimiento de los ciclos naturales de las plantas y de los seres vivos en general. Fukuoka alcanzó un grado de comprensión de los microsistemas del suelo que lo llevó a idear un sistema que se basa en empezar dando y luego recibir de forma natural, en lugar de exigirle a la tierra  hasta agotarla.

Los resultados de este sistema se pueden comprobar  en la calidad de sus cultivos, por ejemplo el arroz cultivado de esta manera tiene el doble de granos que el cultivado con el sistema tradicional. Esta eficacia depende del profundo conocimiento que se debe tener sobre las interacciones entre plantas y el estudio del suelo a cultivar. También depende del tiempo para adquirir la técnica y para que el suelo recupere sus cualidades.

El uso combinado de  diversas plantas, sus cultivos y reforestaciones permiten extraer a la superficie el agua del subsuelo, por la absorción que hacen las raíces. Esto da por resultado que se humidifique el aire, se enriquezca el suelo de cultivos y el humus, además favorece las lluvias y disminuye el efecto invernadero.

Acerca de Eliana Marquez 30 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*