Friburgo: la ciudad donde todo el mundo se transporta en bicicleta



¿Cómo es la vida en Friburgo?

Es un sueño hecho realidad. Los amantes del ciclismo estarán más que contentos de conocer sobre Friburgo, una ciudad donde transportarse en bicicleta es cosa de todos los días.

Ubicado a pocos kilómetros de las fronteras de Francia y Suiza, la ciudad de Friburgo (Freiburg im Breisgau) es la región más soleada de Alemania, en el corazón de la Selva Negra. Hasta aquí llegan miles de turistas dispuestos a descubrir el imponente paisaje de montañas que rodea la ciudad.

Friburgo es la combinación perfecta entre vida urbana y vida silvestre, como prueba de ello tenemos el famoso río Dreisam, una reliquia natural que reúne a cientos de personas cada fin de semana.

Friburgo se encuentra en una zona con clima cálido y templado húmedo, donde hay grandes diferencias: En la llanura es más cálido y seco mientras que en las zonas de montaña es más bien frío.

Con una población de 220.000 habitantes, desde los años 70 que Friburgo entabló una fuerte lucha contra una instalación de una central nuclear, demostrando el enorme compromiso ciudadano y una importante concienciación ambiental.

Hoy, Friburgo es considerada como la “Ciudad Verde” por sus políticas de sostenibilidad en temas de planificación urbana, movilidad, residuos, participación social o energías renovables, convirtiendo este lugar en un punto de referencia mundial.

 

¿Cómo es la vida en Friburgo?

¿Cómo es la vida en Friburgo?
¿Cómo es la vida en Friburgo?

En términos de movilidad, Friburgo cuenta con líneas de tranvía que en su mayoría disponen de cobertura vegetal en los raíles. El objetivo es disminuir el ruido que producen durante su funcionamiento.

El sistema de transporte más popular es la bicicleta, y como prueba de ello tenemos la gigantesca red de 160 km de carriles para ciclistas. Se estiman que unas 35 mil personas se transportan en bicicleta por la ciudad cada día.

Adicionalmente, cuentan con aparcamientos acondicionados para guardar bicicletas junto a la estación central de autobuses y trenes.

En caso de movilizarse en coche, los ciudadanos optan por compartir el vehículo  para ahorrar energía y establecer un cambio de mentalidad en la población.

Debido al fuerte número de ciclistas en la ciudad, la velocidad máxima en las vías es de 30km/h al igual que en la mayoría de las vías unidireccionales para coches. Las bicicletas tienen prioridad con doble sentido de circulación.

Hace mucho que transportarse en coche dejó de ser un equivalente de estatus social en Friburgo, y sus habitantes quieren difundir este mensaje para que el cambio sea una realidad en otros lugares del planeta.

¿Podemos hacer de este mundo un mejor lugar para vivir? La respuesta es sí, Friburgo ha dejado en claro que si sumamos fuerza podemos lograr grandes hazañas y devolver al mundo una mínima cuota de agradecimiento.


Acerca de Juanjo Dioses 32 Articles
Cuando le dije a mi mamá que iba estudiar periodismo me respondió que moriría de hambre, y aquí estoy, escribiendo en un blog. Los mejores trabajos de mi vida están guardados en los servidores de Megaupload. Nunca jamás en la vida, ni en ninguna otra dimensión paralela, o bajo alguna circunstancia de presión, exagero.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*