La Amazonia hacia un punto de inflexión por incendios no regulados

Las selvas tropicales invaluables podrían convertirse en sabanas



Los incendios no regulados afectan severamente a la Amazonia
Los incendios no regulados afectan severamente a la Amazonia

La Amazonia está más cerca de un punto de inflexión ecológico catastrófico que en cualquier otro momento de los últimos 100.000 años. La causa es la actividad humana.

En un nuevo artículo publicado en Annals of the Missouri Botanical Garden, el profesor de biología de Florida Tech Mark Bush describe cómo la vasta selva amazónica podría ser reemplazada por sabana. Se trata de una pradera con pocos árboles.

Las selvas tropicales dependen de la alta humedad y no tienen ninguna adaptación para resistir el fuego. Bush utiliza polen fósil y carbón recuperado de sedimentos de lagos que datan de hace miles de años para rastrear los cambios en la vegetación y la frecuencia de los incendios a través del tiempo. Ha descubierto que los incendios eran casi desconocidos en la Amazonia antes de la llegada de los humanos.

Las perturbaciones relativamente a pequeña escala causadas por los primeros habitantes de la Amazonia durante los últimos 10.000 años no llevaron al sistema a un punto de inflexión porque podría recuperarse de estos eventos menores. Pero los efectos modernos de un clima más cálido y un elevado riesgo de sequía, ambos producto del cambio climático antropogénico, se combinan con la deforestación y la quema a mayor escala en la Amazonia. Se crean así condiciones en las que vastas áreas de selva tropical podrían pasar a la sabana en una cuestión de décadas.

«La inmensa biodiversidad de la selva tropical está en riesgo de incendio».

Dijo Bush

El rol de la política en la Amazonia

El documento se llama, «Puntos de inflexión nuevos y repetidos: la interacción del fuego, el cambio climático y la deforestación en los ecosistemas neotropicales». Uno de los puntos claves es que si bien ningún gobierno individual puede controlar el cambio climático, los incendios pueden regularse mediante políticas. Casi todos los incendios en la Amazonia son provocados deliberadamente por personas. Se han vuelto mucho más frecuentes en los últimos dos años, debido a una política alterada, que en la década anterior.

Los datos de Bush muestran que es probable que se alcance el punto de inflexión si las temperaturas suben de 2 a 3 grados Fahrenheit. El calentamiento antropogénico traería esas temperaturas para fines de este siglo. Pero el aumento de la quema crea paisajes más cálidos, secos y menos sombreados que podrían acelerar esa transición.

«El calentamiento por sí solo podría inducir el punto de inflexión a mediados de siglo. Pero si no se detienen las políticas actuales que hacen la vista gorda ante la destrucción de los bosques, podríamos llegar al punto de inflexión mucho antes».

Dijo Bush

Y agregó:

«Más allá de la pérdida de vida silvestre, los efectos en cascada de la pérdida de la selva amazónica alterarían las precipitaciones en todo el hemisferio. Este no es un problema remoto, sino de importancia global y de importancia crítica para la seguridad alimentaria que debería preocuparnos a todos».

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. 10 mitos del cambio climático: derribados - BiodiSol

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*