El cambio climático ya es un desastre para la salud, dicen los médicos

"Vemos impactos realmente catastróficos que nos preocupan mucho"



Impactos del cambio climático en la salud
Impactos del cambio climático en la salud

Las temperaturas peligrosamente altas ponen en riesgo la salud y los medios de vida de cientos de miles de personas cada año. Un importante informe nuevo muestra cuánto ha aumentado ya la amenaza en un mundo en calentamiento. Entre otras estadísticas alarmantes, las muertes relacionadas con el calor entre los adultos mayores aumentaron en casi un 54% entre 2000 y 2018.

El amplio informe sobre salud y cambio climático se publicó en la destacada revista médica The Lancet. El informe fue elaborado por más de 100 expertos del mundo académico, la Organización Mundial de la Salud y otras agencias de la ONU. Ofrece pruebas de que el cambio climático no solo remodelará la vida en el futuro, sino que las está poniendo activamente en peligro ahora. Los proveedores de atención médica ya se ven a sí mismos tratando una crisis climática.

Los médicos contuvieron las lágrimas durante una sesión informativa con los periodistas cuando se les pidió que reflexionaran sobre los resultados del informe y cómo se relacionó con sus experiencias en las salas de emergencia a medida que la pandemia de COVID-19 se extendía por todo el mundo.

“Ha sido un año muy, muy difícil. Vemos impactos realmente catastróficos que nos angustian mucho”.

Dijo Jeremy Hess, médico de urgencias y coautor del estudio, antes de hacer una larga pausa para recomponerse

Cuáles son las principales amenazas del cambio climático para la salud

Las olas de calor y otros desastres naturales fueron particularmente peligrosos este año. Los servicios de emergencia y los sistemas de atención médica lucharon para manejar la pandemia. Los expertos temen que los desastres relacionados con el clima también puedan abrumar a los hospitales en el futuro.

“Realmente imploramos a las personas que aprendan con nosotros de nuestra experiencia este año y traten de evitar lo peor. No queremos que nuestro sistema de salud se vea abrumado por los impactos del cambio climático, y sabemos lo que debemos hacer para detener esto”.

Dijo Hess

El informe cubre una amplia gama de amenazas para la salud, desde el hambre hasta la contaminación. Pero también incluyó hallazgos completamente nuevos sobre cuántas vidas más se han cobrado por el calor extremo. El número de muertes relacionadas con el calor a nivel mundial en 2018 alcanzó la alarmante cifra de 296.000. Y eso es solo entre las personas mayores de 65 años, que se encuentran entre las más vulnerables a las enfermedades causadas por el calor. China, India, Japón y Europa central tuvieron la mayor cantidad de muertes entre los adultos mayores. En los EE. UU., La mortalidad relacionada con el calor casi se ha duplicado para este grupo demográfico en los últimos 20 años. Alcanzó un récord de 19,000 muertes en 2018.

Trabajar al aire libre o no hacerlo traen consecuencias

Las personas que trabajan al aire libre también son más vulnerables a las olas de calor. Quedarse adentro durante una ola de calor suele ser una opción más saludable. Pero no trabajar cuando hace demasiado calor afuera también conlleva costos. Los trabajadores estadounidenses en los sectores de servicios, manufactura, agricultura y construcción probablemente perdieron u$ 45 mil millones en ganancias en 2015, estima el informe. A nivel mundial, la gente trabajó 302 mil millones de horas menos en 2019 debido a las temperaturas abrasadoras, 103 mil millones de horas más de las que se perdieron en 2000.

El aumento de las temperaturas también ha provocado más incendios forestales, lo que plantea otro conjunto de amenazas para la salud. A nivel mundial, el riesgo de que las personas estén expuestas a un incendio forestal aumentó en la mayoría de los países del mundo en los últimos años en comparación con el período comprendido entre 2001 y 2004. EE. UU. Experimentó uno de los mayores aumentos en el riesgo, con un aumento del 19% en el exposiciones a incendios forestales. Eso significa que más personas están respirando más hollín y contaminación de las llamas.

Afortunadamente, otros estudios han demostrado cómo la adopción de medidas ambiciosas sobre el cambio climático puede salvar miles de vidas.

“No queremos arrepentirnos de no haber hecho todo lo posible para prevenir lo que sabemos que se avecina. Por eso suplicamos [a la gente] que escuche a la ciencia. Dejemos que la ciencia nos guíe y prevenga los resultados más catastróficos que nos esperan si no hacemos algo «.

Renee Salas, doctora en medicina de emergencia y autora principal de un resumen de políticas que acompaña al nuevo informe

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*