Un papel capaz de almacenar energía



Un papel capaz de almacenar energía

Un papel capaz de almacenar energía. Ahorro energético.

 

También llamado papel de potencia o “power paper” o ”papel batería”, es un desarrollo realizado por científicos suecos y que es capaz de almacenar energía eléctrica.

Está hecho con un material capaz de mejorar la conductividad simultánea entre iones y electrones, lo cual representa un paso hacia nuevas formas de almacenamiento de energía.

El mecanismo es similar a como almacena un condensador de luz artificial y tiene capacidad para cargarse cientos de veces.

Los científicos que lo han desarrollado sostienen que han creado láminas en tres dimensiones. La  base del material de las láminas son fibras de celulosa, que constituye la membrana celular de muchos hongos y vegetales y es empleada en la fabricación del papel.

Entre las fibras y los espacios que hay entre ellas el líquido funciona como un electrolito. Es la combinación de una nanocelulosa y un polímero conductor en una estructura  3D. La nanocelulosa se obtiene de las fibras de celulosa que son sometidas a agua a alta presión con el fin de desmenuzarlas en fibras de no más de 20 nanómetros de diámetro. Las fibras de celulosa son sometidas en una solución de agua para luego añadir un polímero cargado eléctricamente también en solución acuosa.

A partir de allí se logra que el polímero forme una fina capa alrededor de las nanofibras, que se organizan en una maraña que dejan espacios rellenos de líquido. Este líquido es el que hace las veces de electrolito. Cada hoja e 15 cm de diámetro y pocas décimas de milímetros de espesor puede almacenar  hasta un faradio,  capacidad similar a la de un supercondensador.

Estas láminas se activan utilizando agua a alta presión,  descomponiendo la fibra en unos 20 nanómetros de diámetro. Al añadirse un polímero cargado eléctricamente se genera una capa magnética alrededor de las fibras. Se trata de un paso más  hacia las nuevas tecnologías de almacenamiento.

Por otro lado,  el nuevo material puede recargarse cientos de veces y a una gran velocidad, ya que en pocos minutos puede volver a utilizarse. Este material posee varias ventajas, por un lado se produce a partir de materiales simples y renovables, como la celulosa. No pesa casi nada, es muy ligero. Tampoco requiere productos químicos dañinos para el ser humano o el medio ambiente, como metales pesados. Además es resistente al agua.

Son varias las posibilidades de uso, por ejemplo en un futuro se podría empapelar una casa con este papel capaz de almacenar energía. Incluso pueden llegar a reemplazar las baterías en un futuro, dejando de lado las voluminosas unidades de metal actuales, que además generan una gran contaminación ambiental.

Esta investigación se llevo a cabo en  la Universidad de Linköping, Suecia, más precisamente en el Laboratorio de Electrónica Orgánica pero  también es estudiado por otras universidades como por ejemplo la Universidad de Stanford, donde un grupo de científicos investigan nuevas aplicaciones de materiales trabajados a nanoescala. Su objetivo no solo es encontrar explicaciones teóricas, sino también buscar aplicaciones prácticas de estos interesantes inventos.

Acerca de Eliana Marquez 30 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*