3. Valoración para calcular la cantidad de lejía (catalizador)

Proceso de Valoración

Para saber cuanta lejía (soda o sosa cáustica) es necesaria, hay que medir la acidez del aceite con un método que se llama valoración. Es la parte más importante y más ‘difícil’ del proceso. Anque una vez que se entiende y se realiza varias veces resulta muy sencilla. La valoración debe ser lo más exacta posible.

También es importante que la lejía se mantenga lo más seca posible. Se debe protegerla de la humedad dentro de un recipiente hermético.

Preparar una disolución de un gramo de lejía en un litro de agua destilada asegurándose de que está totalmente disuelta. Esta muestra sirve como valor de referencia en el proceso de valoración. Es importante que esta disolución no se contamine porque puede ser utilizada en muchas valoraciones.

Mezclar en un recipiente pequeño 10 ml de alcohol isopropílico con 1 ml del aceite (se debe estar seguro de que es exactamente 1 ml). La muestra de aceite debe ser previamente calentada y agitada.

Añadir dos gotas de fenolftaleína, que es un indicador ácido-base incoloro en presencia de ácidos, y rojo en presencia de bases. La fenolftaleína se conserva bien durante aproximadamente un año. Se degrada fácilmente con la luz y empieza a dar medidas erróneas después de este tiempo.

Con un cuentagotas graduado (que permita medir décimas de mililitro), o algún otro instrumento calibrado, se debe poner en la disolución de aceite/isopropílico/fenolftaleína, gotas de la solución de lejía. Cada gota debe tener dos décimas de ml, medidas con mucha exactitud.

Después de cada gota se agita vigorosamente la disolución. Si todo sale bien, luego de una cantidad de gotas, la disolución se volverá magenta (rosa) y mantendrá ese color durante diez segundos. El magenta indica un pH de entre 8 y 9. Es importante encontrar la cantidad exacta de gotas para alcanzar ese pH. El objetivo de la valoración es averiguar el número de ml de solución de lejía necesarios para alcanzar un pH de entre 8 y 9.

Es recomendable hacer la valoración más de una vez para comprobar que la medida sea correcta. Dependiendo del tipo de aceite, de la temperatura que pudo haber alcanzado en la freidora, de los alimentos que fueron cocinados en él y del tiempo de uso, la cantidad de disolución de lejía necesaria en la valoración suele ser de entre 1,5 y 3 ml.

También sirven el papel tornasol y los medidores de pH digitales en sustitución de la fenolftaleína. Si pruebas con aceite de cocina sin usar, necesitará mucha menos lejía para alcanzar este pH.

Cómo calcular la cantidad de lejía

El siguiente paso es calcular la cantidad de lejía necesaria para la reacción. Se debe multiplicar el número de ml medidos en la valoración por el número de litros de aceite que se desea convertir en biodiésel.

Cada litro de aceite que NO ha sido cocinado (aceite nuevo) necesita 3,5 gr de lejía para la reacción. Por eso hay que sumar 3,5 gr de lejía por cada litro de aceite cocinado que se vaya a convertir en biodiésel.

Por ejemplo: en la valoración fueron necesarios 2,4 ml para alcanzar el pH 8-9 y vas a usar 150 litros de aceite.

2,4 gr lejía x 150 l aceite = 360 gr lejía

3,5 gr lejía x 150 l aceite = 525 gr lejía

360 gr + 525 gr = 885 gramos de lejía

Normalmente hacen falta entre seis y siete gramos de lejía por cada litro de aceite.

Lotes de prueba

Las primeras veces que haga biodiésel, o cuando vaya a procesar grandes cantidades de aceite, puede hacer pequeñas pruebas de un litro.

Comenzar mezclando la lejía (soda o sosa cáustica) y el metanol con una batidora –utilizar una que NO volverá a usarse para alimentos-. La batidora y los demás utensilios deben estar secos. Cuando se forma el metóxido (lejía+metanol) el recipiente se calienta un poco. Debe seguir batiendo hasta que la lejía esté totalmente disuelta.

Después de preparar el metóxido de sodio se añade un litro de aceite. Asegúrese de que los pesos y los volúmenes son precisos. Si no estás seguro de que el resultado de la valoración sea correcto puede poner 6 – 6,25 gr. de lejía por litro de aceite usado, ó 3,5 gr. de lejía por litro para el aceite nuevo. En estas pruebas hay que batir durante 15 ó 20 minutos; para que se complete la separación hace falta más tiempo. Después de batir puede cambiar la mezcla a otro recipiente.

Es bueno hacer varias pruebas con distintas cantidades de lejía para saber cuál es la cantidad más adecuada.

Cuando hay demasiada lejía a veces se forma una pasta inservible. Si no hay suficiente lejía la reacción no se completa y queda aceite mezclado con el biodiésel y la glicerina. Cuando esto ocurre, se forman tres capas: el biodiésel arriba, el aceite en medio y la glicerina en el fondo. Si había mucha agua mezclada con el aceite se forman jabones que luego forman una capa sobre la de glicerina. Es difícil separar los jabones del biodiésel y la glicerina.

4. Preparación del metóxido de sodio »

Volver a ¿Cómo hacer Biodiésel?

4 comentarios en 3. Valoración para calcular la cantidad de lejía (catalizador)

  1. Hola!!! Soy profesor de educacion ambiental y ecologia, del instituto San Francisco de Asis en Juana Koslay-San Luis- Argentina. Estuve revisando toda la pagina y me interesaria (de podeer ser posible) que me envien algunos proyectos para la produccion de bioetanol o biodiesel para poder utilizarlos con mis estudiantes. Desde ya muchas gracias…!!!Gustavo

  2. Hola me podias indicar como calculo la cantidad de sosa, si tomo la acidez del aceite con un indicador de ph digital.
    gracias por esta pagina y por tus comentarios

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*