La crisis del agua. Consejos prácticos para ahorrar agua en el hogar



Consejos para ahorrar agua en el hogar

La crisis del agua se torna cada día más grave, afectando a zonas enteras de nuestro planeta. Como todos sabemos  el agua dulce es un recurso escaso imprescindible para la vida humana. Por lo tanto tomar conciencia de ello y cuidarla es nuestro deber.

Para ello existen algunos consejos que se pueden aplicar en nuestros hogares o en nuestra comunidad.

Ejemplos para lidiar con la crisis del agua:

  • Vaciar el agua del inodoro, solo lo necesario. Incluso se pueden instalar dispositivos que dosifiquen la descarga. No tirar dentro ningún elemento que pueda obstruir la salida correspondiente provocando desbordes y consiguiente pérdida de agua.
  • Cerrar la canilla mientras nos cepillamos los dientes o jabonamos nuestras manos o cuerpo. Mientras colocamos el champú en nuestro cabello podemos mantener cerrada la canilla, por ejemplo.
  • Usar lavavajillas o lavarropas en forma consciente. Nunca utilizarlas a media carga. Aprovechar toda su capacidad en cada lavado.
  • Reparar urgentemente cualquier desperfecto en canillas o caños que suponga una pérdida de agua. Una canilla que gotea supone  unos 30 litros por día de agua desperdiciada.
  • Si tenemos jardines o macetas con plantas, es conveniente regarlas cuando ya baja el sol o bien al amanecer, ya que por sus efectos el agua se evapora más rápido.
  • Si tenemos auto, es más conveniente lavarlo con un balde y esponja, y no con la manguera por la que se desperdicia mayor cantidad de agua.
  • Utilizar cabezales de ducha de bajo consumo que mezclan el agua con aire, haciendo un efecto de aspersión que consume menor cantidad de agua.
  • Si no tenemos una cisterna con doble descarga en el inodoro, podemos introducir una botella dentro para juntar el agua que no se utiliza.
  • No descongelar alimentos bajo la canilla. Cada vez que se realiza este procedimiento se desperdician más de 15 litros de agua.
  • Tener plantas autóctonas, adaptadas al clima local y utilizar agua que sobre del consumo para su riego.
  • No tirar aceites, lavandina o disolventes por las cañerías, ya que además de contaminar pueden producir obturaciones en la red de agua. Al igual no se deben desechar por allí, escombros, restos de cemento u otros elementos que puedan obstruir.
  • En las piletas se pueden utilizar nuevas tecnologías que evitan el uso de cloro y mantienen el agua limpia por más tiempo.

Es importante que todos tomemos consciencia que solo el 2,8% del agua que hay en el planeta es dulce y el 0,01% se encuentra en lagos y ríos.

Acerca de Eliana Marquez 30 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*