UK adelanta a 2030 la prohibición de vehículos con motor de combustión



El Reino Unido adelanta a 2030 la prohibición de venta de vehículos de combustión
El Reino Unido adelanta a 2030 la prohibición de venta de vehículos de combustión

El Reino Unido prohibirá la venta de nuevos vehículos con motor de combustión para 2030, anunció hoy el primer ministro Boris Johnson. También prohibirá la venta de automóviles híbridos nuevos para 2035. Johnson hizo el anuncio esta noche como parte de un nuevo plan de diez puntos para una «revolución industrial verde».

2040 a 2035 y ahora a 2030

Esta es la segunda vez que Johnson adelanta el plazo. El plan original era detener las ventas de vehículos de gasolina y diésel para 2040. En febrero, Johnson trasladó el objetivo a 2035. Se ha visto sometido a una presión cada vez mayor para que tome medidas enérgicas contra los automóviles que consumen mucha gasolina a fin de cumplir el objetivo más amplio del Reino Unido de eliminar las emisiones que contribuyen al cambio climático para 2050.

«Aunque este año ha tomado un camino muy diferente al que esperábamos, el Reino Unido está mirando hacia el futuro y aprovechando la oportunidad para reconstruir de manera más ecológica. La recuperación de nuestro planeta y de nuestras economías puede y debe ir de la mano».

Dijo Johnson en un comunicado enviado por correo electrónico a la prensa

Una revolución industrial verde

Acelerar la transición a todos los vehículos eléctricos coloca al Reino Unido por delante de gran parte del grupo en lo que respecta a las promesas de otros gobiernos de eliminar gradualmente los automóviles que funcionan con combustibles fósiles. Francia tiene el objetivo de poner fin a la venta de nuevos consumidores de gasolina para 2040. California se comprometió recientemente a hacerlo para 2035. Noruega tiene un objetivo más ambicioso de poner fin a las nuevas ventas para 2025.

La “revolución industrial verde” que Johnson presentó para el Reino Unido incluye una amplia gama de iniciativas para estimular el crecimiento económico y abordar el cambio climático. También planea reducir las emisiones del transporte invirtiendo en transporte público e investigando formas de hacer que los aviones y barcos sean menos contaminantes. El plan también incluye esfuerzos para aumentar la energía libre de carbono, incluida la energía eólica marina, el hidrógeno y la energía nuclear. Todo el plan costará £ 12 mil millones de inversión gubernamental ($ 15.9 mil millones de dólares).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*