NYC toma medidas enérgicas contra las botellas de plástico

El alcalde Bill de Blasio firmó una orden ejecutiva para eliminar las botellas de plástico de las agencias y propiedades de la ciudad.



Menos botellas de plástico en NYC
Menos botellas de plástico en NYC

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, firmó una orden ejecutiva que prohíbe la venta de botellas de plástico de bebidas de un solo uso en propiedades de la ciudad y arrendadas. Esto significa que las botellas podrían desaparecer de un área casi equivalente a una cuarta parte de la ciudad. La medida también prohíbe a las agencias municipales comprar o vender bebidas envasadas en envases de plástico de un solo uso.

La medida eliminaría al menos 1 millón de botellas de plástico de bebidas de un solo uso que la ciudad compra cada año, según la orden ejecutiva.

También podría tener efectos de mayor alcance. La ciudad posee o arrienda más de 17,000 propiedades repartidas en un área aproximadamente el doble del tamaño de Manhattan (aproximadamente 43,000 acres). Eso incluye los parques de la ciudad. Y, por extensión, las dos pistas de patinaje de la Organización Trump en Central Park. Además, el campo de golf en Ferry Point Park en el Bronx.

«Toma eso Trump», le dice el concejal de la ciudad Ben Kallos. Kallos presentó dos proyectos de ley en 2018 que evitarían que la ciudad venda botellas de plástico de un solo uso en propiedades de la ciudad. Todavía está presionando para que el ayuntamiento apruebe la legislación para transformar la prohibición en ley. Para el caso de que otro alcalde en el futuro intente deshacer la orden ejecutiva de De Blasio.

«Podemos cambiar lo que es normal y llegar a un futuro más sostenible. No tenemos otra opción porque hay una emergencia climática y podemos mostrarle a Trump la forma correcta de hacerlo».

Afirma Kallos

En 2017, Donald Trump puso fin a las restricciones a las ventas de agua embotellada en los Parques Nacionales de EE. UU.

Estas restricciones habían estado vigentes desde 2011. También ha retirado docenas de protecciones ambientales desde que asumió el cargo.

La nueva prohibición en la ciudad de Nueva York entrará en vigencia el 1 de enero de 2021. Se aplica a las botellas de 21 onzas líquidas o menos. Aunque se harán algunas excepciones «donde las opciones reutilizables no sean factibles», según la orden ejecutiva. También es importante tener en cuenta que el agua del grifo de la ciudad de Nueva York se considera segura para beber, lo que hace que la transición a envases reutilizables sea más factible que en lugares como Flint, Michigan. Allí el agua del grifo ha enfermado a los residentes.

La ciudad de Nueva York probablemente se convertiría en el primer municipio en limitar las ventas de botellas de plástico no solo para el agua, sino también para todas las bebidas. San Francisco decidió en 2014 dejar de vender agua embotellada en propiedad de la ciudad y amplió esa política al Aeropuerto Internacional de San Francisco el año pasado. Concord, Massachusetts, aprobó una ordenanza municipal en 2012 que puso fin a la venta de agua embotellada en cualquier parte de la ciudad.

La contaminación plástica está cubriendo el planeta, abriéndose paso hacia los vientres de la vida marina y exacerbando la crisis climática porque está hecha con combustibles fósiles. Menos del 10 por ciento de todos los plásticos que se han tirado han sido reciclados.

«Están lastimando la tierra. No los necesitamos. Es hora de deshacerse de ellos».

Afirmó de Blasio al firmar la orden ejecutiva

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*