Convierten aceite de cocina en biocombustible utilizando enzimas de algas



Investigadores universitarios daneses convierten el aceite de cocina en biocombustible utilizando enzimas de algas
Investigadores universitarios daneses convierten el aceite de cocina en biocombustible utilizando enzimas de algas

Investigadores de la Universidad de Aarhus en Dinamarca han descubierto una enzima inusual en microalgas que se puede usar para convertir aceites y grasas de desecho en biocombustibles.

El proyecto de investigación del Departamento de Ingeniería de la Universidad de Aarhus cuenta con el apoyo de una subvención de DKK 3 millones (€ 0,4 millones) de la Fundación Novo Nordisk. Tiene como objetivo desarrollar un sistema que convierta los desechos orgánicos en biocombustibles sostenibles a través de procesos naturales.

La enzima especial dependiente de la luz, que se descubrió por primera vez hace unos dos años, existe en las microalgas. Tiene la característica particular de que, con la luz como la única fuente de energía, puede descarboxilar ácidos grasos en alcanos. Y, por lo tanto, sintetizar biocombustibles.

«El proyecto cubre todas las etapas del proceso. Desde la selección del mejor mutante de la enzima hasta el desarrollo del sistema de flujo en sí mismo. El que, a través de la fotobiocatálisis, convertirá los aceites y grasas orgánicos en diferentes biocombustibles en un flujo continuo»

Explicó el asistente profesor Bekir Engin Eser

El biocombustible sostenible producido con este método de las enzimas de algas se puede usar directamente en los motores existentes.

Con vehículos a nafta y diésel capaces de cambiar para funcionar con combustible verde neutro en carbono.

La producción debe realizarse en un único flujo continuo en el que se agrega desechos en un extremo y, mediante fotobiocatálisis enzimática con las enzimas de algas, se convierten en combustible en el otro extremo.

Se deben vincular numerosos procesos antes de que se produzca el combustible. Actualmente, la enzima produce alcanos de diferentes longitudes; El objetivo es desarrollar variantes de la enzima a través de la ingeniería de proteínas, con el fin de ajustar la producción individual de alcanos a un tipo de cartera.

Esto lo explica por la profesora asociada Selin Kara, quien lidera el proyecto:

«Hasta ahora, nadie ha tratado de especializar la enzima para crear la cartera de productos que queremos. Por esta razón, parte de este proyecto es construir una biblioteca de mutaciones de la enzima. De modo que, utilizando diferentes sistemas, podemos fabricar diesel, nafta o combustible para aviones en un solo proceso «.

El equipo de investigación planea ampliar la tecnología:

«El sistema tiene que ser muy, muy eficiente, porque se deben producir enormes cantidades si queremos que la industria se interese en esta transición».

Agregó Kara

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*