Soluciones para la calidad ambiental y energética



Gracias a la facilidad de acceso a la información, los usuarios empiezan a ser conscientes de la importancia de la calidad ambiental y energética de los edificios. El problema es que muchas veces creen que son solo los profesionales, cuando diseñan y construyen los edificios o las administraciones como responsables de elaborar las leyes los únicos que pueden contribuir a esa calidad ambiental y energética. Nada más lejos de la realidad, los usuarios pueden (o podemos) contribuir en gran medida a mejorar la calidad ambiental y energética de su casa, lo único que necesitan es saber qué es lo que pueden hacer para que su casa tenga una mayor eficiencia energética y deje de gastar energía inútilmente, sea más sostenible y sobre todo más saludable para sus habitantes.

 

Soluciones para la calidad ambiental y energética

Las ideas son variopintas y las soluciones relativamente sencillas de aplicar. Por ejemplo:

En relación a la luz natural y el ahorro energético, proponen que la hora de elegir una vivienda, ya sea para comprar o alquilar, se preste mucha atención a la iluminación natural, pues unas habitaciones bien iluminadas mejoran la salud y el estado de ánimo. Además recomiendan ver si el tamaño y orientación de las ventanas es adecuado, ya que son factores que afectan y mucho a la eficiencia energética de la vivienda. Normalmente son preferibles las ventanas a Sur, ya que el sol de invierno hará menos necesaria la calefacción y el sol de verano se puede controlar mediante toldos o voladizos.

Respecto a la contaminación interior recogen el hecho de en el interior de las viviendas se pueden generar compuestos orgánicos volátiles (COV) procedentes de los materiales de construcción, productos de limpieza etc.; que disminuyen la calidad del aire y perjudican la salud de sus habitantes. Y plantean algunas soluciones. Una solución a este problema pasa por instalar una ventilación continua, filtrando además el aire procedente de la calle.

El ahorro es también uno de los puntos fuertes de los consejos, tanto de energía como de agua. La idea principal que transmiten es la de gastar menos, menos agua mediante el uso de duchas ahorradoras, perlizadores y recuperadores de agua para cisternas y, menos energía mediante el uso de recuperadores de calor del agua que se va por los sumideros de duchas y lavabos (hidrotermia)

 instalar una ventilación continua
instalar una ventilación continua

Uno de los temas más interesantes que tratan, porque afecta directamente a la salud de los usuarios de las viviendas es el tema de los campos electromagnéticos (CEM) y las microondas. A este respecto, explican cómo se puede conseguir que tanto aparatos como instalaciones (cableado eléctrico generador de CEM o red wifi) afecten lo menos posible a los usuarios, especialmente en las zonas de mayor permanencia como los dormitorios.

Los consejos aunque sencillos son interesantes a nivel usuario, y van desde la modificación del trazado de la red eléctrica hasta la colocación de desconectadores automáticos de fase (bioswitch), pasando por recomendaciones relacionadas con el wifi y los teléfonos móviles.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*