¿Qué son las energías alternativas?



Energía alternativa es aquella que puede reemplazar a la energía o fuentes energéticas actuales. Se las puede elegir por su menor efecto contaminante o, más aún, por su posibilidad de renovación.

Actualmente a nivel mundial se están produciendo numerosas crisis energéticas, esto es cuando las fuentes de energía de las que se abastece normalmente la sociedad se agotan. El funcionamiento de la economía en general depende de la energía permanentemente. Las fuentes de energía tradicionales, la fósil y la nuclear, son finitas; por lo tanto en un momento determinado la demanda de energía dejará de poder ser abastecida de esta forma.

Esta situación que ya se está manifestando en las grandes urbes mundiales, obliga a buscar y desarrollar nuevos métodos para obtener energía de manera alternativa. Además el uso de las energías convencionales ocasiona problemas de contaminación, como el aumento de los gases invernadero y el daño de la capa de ozono.

Las fuentes renovables de energía pueden dividirse en dos categorías: no contaminantes o limpias y contaminantes.

 

Las no contaminantes se clasifican en:

  • El viento: energía eólica
  • El calor de la Tierra: energía geotérmica
  • Los ríos y las corrientes de agua dulce: energía hidráulica
  • El sol: energía solar
  • Las olas: energía undimotriz
  • Los mares y océanos: energía mareomotriz
  • La llegada de masas de agua dulce a masas de agua salada: energía azul

Por su parte las fuentes de energía contaminantes tienen el mismo problema que la energía producida por combustibles fósiles, es decir emiten dióxido de carbono, gases de efecto invernadero y pueden llegar a ser más contaminantes pues la combustión no es tan limpia. Se obtienen  a partir de la materia orgánica o biomasa y se pueden utilizar como combustible (madera u otra materia vegetal sólida) convertida en bioetanol, biogás o biodiesel.

Pero las energías alternativas, a pesar de que son renovables, también tienen su límite máximo de explotación. Por lo tanto, aunque realicemos la transición hacia estas nuevas energías, las mismas no van a permitir continuar con este modelo económico de crecimiento constante.

Por ello ha surgido el concepto de desarrollo sustentable, basado en los siguientes puntos:

  • El uso de fuentes de energía renovable, ya que las fuentes fósiles actualmente explotadas terminarán agotándose, según los pronósticos actuales, en el transcurso de este siglo XXI.
  • El uso de fuentes limpias, abandonando los procesos de combustión convencionales y la fisión nuclear.
  • La explotación extensiva de las fuentes de energía, proponiéndose como alternativa el fomento del autoconsumo, para evitar la construcción de grandes infraestructuras de generación y distribución de energía eléctrica.
  • La disminución de la demanda energética, mediante la mejora del rendimiento de los dispositivos eléctricos (electrodomésticos, lámparas, etc.)
  • Reducir o eliminar el consumo energético innecesario. No se trata sólo de consumir más eficientemente, sino de consumir menos, es decir, desarrollar una conciencia y una cultura del ahorro energético que evite el derroche.

En principio podríamos decir que el uso de energías alternativas puede ser una elección como forma de evitar o reducir los riesgos de contaminación ambiental; pero,  los numerosos estudios teóricos que existen sobre el tema dan cuenta que las energías alternativas pronto serán una necesidad ineludible para los seres humanos.

Acerca de Eliana Marquez 30 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*