Prueban en la UAM hidrógeno para degradar contaminantes



Investigación para plantear alternativas de tratamiento de efluentes industriales que se_centren en la transformación de compuestos tóxicos

Prueban en la UAM hidrógeno para degradar contaminantes. Medio ambiente, contaminación ambiental

Investigación para plantear alternativas de tratamiento de efluentes industriales que se_centren en la transformación de compuestos tóxicos

México – El propósito de la investigación es plantear alternativas de tratamiento de efluentes industriales que se centren en la transformación de compuestos tóxicos específicos, antes de ser vertidos en cuerpos de agua naturales o en drenajes.

En la búsqueda de soluciones tecnológicas sustentables a la contaminación por organoclorados, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) realiza investigaciones para probar el hidrógeno como un agente de degradación de compuestos orgánicos, contenidos en las descargas de aguas residuales.

El estudio titulado «Hidrogenación Catalítica de Compuestos Orgánicos para el Tratamiento de Efluentes Líquidos» es un proyecto desarrollado por María de Lourdes Delgado Núñez, profesora-investigadora del Departamento de Energía.

En un comunicado, la experta destacó que los sectores petroquímico, textil, papelero, de fertilizantes y agroindustrial -este último productor de aceite de oliva y vino- generan residuos líquidos acuosos que contienen fenoles polifuncionales, anilinas, clorofenoles y organoclorados en general.

La mayoría de esos compuestos -dañinos para los microorganismos que se encuentran en el medio ambiente, y en concentraciones de moderadas a elevadas, para la salud de los seres humanos- son vertidos en reservorios naturales donde se diluyen.

Pero, advirtió, ello después de haber ocasionado mal olor, bioacumulación-acumulación de sustancias químicas en organismos vivos que alcanzan concentraciones más elevadas que en el medio ambiente o en los alimentos.

Explicó que los efluentes acuosos con alto contenido de materia orgánica son tratados en general mediante la oxidación biológica o química que transforma los compuestos orgánicos en dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O).

Sin embargo, los compuestos fenólicos y organoclorados suelen ser difíciles de degradar con tratamientos biológicos convencionales, debido a que su efecto perjudicial en los microorganismos que se emplean en las plantas de tratamiento de aguas pueden llegar a afectar el funcionamiento de éstas.

El propósito de la investigación es plantear alternativas de tratamiento de efluentes industriales que se centren en la transformación de compuestos tóxicos específicos, antes de ser vertidos en cuerpos de agua naturales o en drenajes.

Destacó que el hidrógeno es eficaz en estos procesos debido a que los compuestos fenólicos poseen un anillo aromático que al entrar en contacto con este gas se rompe, transformándose en moléculas más simples y factibles de degradar.

Fuente: Milenio.com (www.milenio.com)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*