La energía atómica toma impulso en la UE



La energía atómica toma impulso en la UE. Energías alternativas. energía atómica

Aunque el problema de los residuos está aún por resolver, varias de las principales potencias de la UE se han decidido a impulsar la energía nuclear en los últimos meses. Salvo alguna excepción como Francia (un líder mundial del sector), esta fuente había permanecido en el ostracismo durante dos décadas, tras la catástrofe de Chernobil.

Los avances en la tecnología nuclear, la fuerte dependencia europea de un petróleo cada vez más caro (especialmente, el de origen ruso) y las emisiones de CO2 de las fuentes de producción ligadas a él están detrás de esta tendencia, que corre paralela al compromiso de que, en 2020, el 20% de la energía en la UE sea renovable.

El último país en sumarse, tras el regreso al poder de Silvio Berlusconi, ha sido Italia, que prohibió la construcción de nuevas plantas y decidió el cierre de las que tenía mediante un referéndum celebrado en 1987.

El Gobierno de Il Cavaliere anunció en mayo pasado, en cumplimiento del programa electoral de Berlusconi, que durante esta legislatura pondrá “la primera piedra” para la construcción de un grupo de centrales nucleares de nueva generación.

Italia es uno de los pocos países de la UE cuya dependencia energética (88%) es superior a la española (85%) y tiene uno de los precios de la electricidad más altos del continente. La dependencia en el junto de la UE ronda el 50%.

Antes que Italia, en marzo pasado, Reino Unido dio un paso al frente de esta recuperación de la energía nuclear de la mano de Francia. Con el apoyo de la potente industria nuclear francesa, el primer ministro británico, Gordon Brown, anunció un plan para poner al día los diecinueve reactores del país, que quedarán obsoletos en un par de décadas. El programa lo tendrá que ejecutar el sector privado, lo que beneficiará, de paso, a la industria nuclear británica, que también está en la vanguardia mundial.

Otros países, como Finlandia, Bulgaria y la citada Francia (que tiene 59 reactores en operación, muchos de ellos, cerca de la frontera con España), también están construyendo centrales. El caso de Alemania es, por el momento, dudoso: formalmente, existe el compromiso de desmantelar las centrales nucleares, aunque es probable que la canciller, Angela Merkel, dé marcha atrás a un compromiso adquirido por el Gobierno, aunque deberá superar las resistencias de sus socios socialdemócratas.

Más que la media
En la UE, 15 de los 27 estados miembros tienen plantas atómicas en operación. A 31 de diciembre pasado, había 146 reactores en funcionamiento, que durante el año produjeron aproximadamente un tercio del total de la electricidad consumida en el conjunto de la Unión.

Debido, en buena medida, al peso de Francia en el total, la aportación nuclear en Europa duplica la media mundial (16%) y también está por encima de la de Estados Unidos (20%).

El avance del Eurobarómetro sobre residuos refleja un mayor apoyo a esta fuente de energía. Pero sigue habiendo una mayoría de ciudadanos en contra. No obstante, los resultados preliminares de este estudio aseguran que, si se encontrara una solución para la gestión de los residuos (que mantienen su peligrosidad durante siglos), el apoyo a la energía atómica aumentaría hasta más del 50%.

Resultados poco alentadores en el test de Finlandia
De los países europeos que se han lanzado a poner en marcha nuevas centrales nucleares, Finlandia es el más avanzado en sus planes. La central nuclear que construye allí el grupo estatal francés Areva para la eléctrica Teollisuuden Voima se ha convertido en un test para calibrar la viabilidad del incipiente renacer nuclear, al ser la primera central que se construye en Europa en 15 años. De momento, con resultados en entredicho.

La planta ya va por el cuarto retraso y no podrá conectarse a la red hasta 2011, un año más tarde de lo previsto. El reactor, con un coste inicial de unos 3.000 millones de euros que se ha disparado, de momento, hasta 3.600 millones, es el primero que utiliza la tecnología EPR, la elegida por China para su ambicioso programa nuclear.

La energía atómica toma impulso en la UE. Energías alternativas. energía atómica

Términos relacionados: energía nuclear, energías alternativas, tecnología nuclear, petróleo, emisiones de CO2, energías renovables, nuevas plantas, centrales nucleares, dependencia energética, precios de la electricidad, energía nuclear, industria nuclear, reactores, vanguardia mundial, plantas atómicas, electricidad, fuente de energía, gestión de los residuos, contaminación ambiental, cambio climático, crisis energética mundial

Fuente: Púbico.es (www.publico.es)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*