EEUU y China negocian reducir las emisiones de gases con efecto invernadero con miras a Copenhague



Estados Unidos y China negocian reducir las emisiones de gases con efecto invernadero

EEUU y China negocian reducir las emisiones de gases con efecto invernadero con miras a Copenhague. Medio ambiente, calentamiento global

Estados Unidos y China negocian reducir las emisiones de gases con efecto invernadero

El enviado especial estadounidense a cargo del expediente del cambio climático, Todd Stern, trató de convencer a los dirigentes de China de la necesidad de reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, informaron el martes en Pekín responsables de ambos países.

La misión de Todd Stern, que llegó el domingo a Pekín, incluye, según sus propias declaraciones, presionar a China para acordar cifras sobre la reducción de emisiones en el próximo tratado sobre el calentamiento climático global, que debe ser concluido en Copenhague en diciembre.

En una reunión realizada el lunes, el viceprimer ministro Li Keqiang reiteró a Stern que los países en vías de desarrollo como China deberían obedecer a criterios diferentes, de acuerdo con un comunicado difundido en el sitio web de la cancillería china.

Sin embargo, dicho texto no revela si eventualmente los dos países más contaminantes del mundo podrían llegar a un acuerdo.

«China quisiera mantener el principio de ‘responsabilidades comunes pero diferentes’, participar activamente en las negociaciones y desempeñar un papel constructivo para promover resultados positivos en la conferencia de Copenhague», afirmó Li.

Un funcionario de la embajada norteamericana indicó que Stern también se reunió con el subjefe de la Comisión Nacional Desarrollo y Reforma de China, Xie Zhenhua, que dirige las conversaciones sobre el cambio climático, pero dijo que no tenía detalles de la entrevista.

«China está avanzando en la tecnología de energía limpia», dijo a la AFP este responsable que solicitó el anonimato.

«Sin embargo, deberá comprometerse a efectuar más acciones fuertes y cuantificables en el camino hacia un futuro de energía limpia y baja en carbón», agregó esta fuente.

Más de 180 naciones están trabajando en un nuevo tratado sobre el clima que será discutido en Copenhague para cubrir el período posterior a 2012, cuando expira el actual Protocolo de Kioto.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió trabajar en el cambio climático, en franco contraste con su predecesor George W. Bush, quien rechazó el Protocolo de Kioto porque no presentaba exigencias a los países en vías de desarrollo.

Stern afirmó que si bien los países en vías de desarrollo como China no deben realizar los mismos recortes que las naciones desarrolladas, toda acción que lleven a cabo otros Estados será inútil sin compromisos por parte de los países en vías de desarrollo.

No obstante, China se ha mostrado firme en su posición de que el grueso de la responsabilidad respecto a los recortes de emisiones de gases con efecto invernadero corresponde a los países desarrollados, aunque no descartó hacerlo de su lado.

«En este sentido, algunos países desarrollados deberían asumir el liderazgo en la reducción de emisiones de gases para que las negociaciones sean fructíferas», afirmó la agencia de noticias oficial China Nueva en un comentario difundido la semana pasada, antes de la visita de Stern.

Ese artículo se refería a señales de que los países desarrollados podrían tratar de esquivar su parte del esfuerzo.

«Pero la realidad es que unos pocos países desarrollados han tratado de (eludir) sus responsabilidades y cambiar los principios básicos de las conversaciones sobre el clima», afirmó China Nueva.

EEUU y China negocian reducir las emisiones de gases con efecto invernadero con miras a Copenhague. Medio ambiente, calentamiento global

Fuente: Univisión (www.univision.com)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*