UPA aboga por transformar los residuos de la poda del olivo en biocombustibles



Abogan por transformar los residuos de la poda del olivo en biocombustibles

UPA aboga por transformar los residuos de la poda del olivo en biocombustibles. Energías renovables, cultivos energéticos, biomasa

Abogan por transformar los residuos de la poda del olivo en biocombustibles

Según estudios de la OPA, convertir los residuos de la poda en biomasa para generar energía puede producir unos ingresos de unos 40 euros por tonelada procesada, pero estableciendo un riguroso control de costes en la recogida de la poda.

Tan sólo en Jaén existen más de 60 millones de olivos que todos los años tienen que ser podados para que la recolección sea lo más accesible y rápida posible. Tras la corta, miles de toneladas de residuos son quemados en los mismos olivares con el consiguiente gasto para los propietarios de las fincas. Ahora la organización agraria UPA- Jaén asegura que toda esa ingente masa vegetal se puede convertir en biocombustible y generar beneficios.

Así lo pone de manifiesto en un estudio realizado por el técnico de la OPA y coordinador del proyecto, Emilio Torres, que ha arrojado resultados muy positivos tras los ensayos que han venido realizando en distintas fincas de Jaén.

Torres destaca que estos ensayos se han hecho por empresas de servicios agrícolas de la provincia y del sector, lo que sin duda alguna «ha garantizado la fiabilidad de los resultados y las conclusiones», así como la continuidad de los trabajos de recogida en campañas futuras.

Tanto es así, que una de las principales conclusiones es que la actividad «es absolutamente rentable» si se realiza controlando los costes y con una garantía de precio que estará en torno a los 40 euros por tonelada para que la actividad sea viable, porque, a partir de 20 toneladas obtenidas del campo por jornada de trabajo, las empresas podrían estar ganando entre 194 y 254 euros en función de cuánto cueste el transporte.

En cuanto a los principales inconvenientes para la puesta en marcha de este aprovechamiento de la biomasa del olivar, UPA-Jaén ha estudiado los relativos a la logística de triturado y transporte. Por este motivo, la principal conclusión derivada de los trabajos es que se han de disminuir al máximo los tiempos muertos, puesto que la rentabilidad depende de forma directa a la cantidad de toneladas que se obtengan por jornada de trabajo.

En definitiva, dice, si esta actividad puede hacerse de forma rentable, «no todas las explotaciones y empresas están en condiciones de alcanzar dicha rentabilidad, porque son muchos los factores que determinan la viabilidad», como, por ejemplo, el tipo de maquinaria, de explotación, la orografía, las producciones medias de biomasa, los medios y las distancias de transporte desde las fincas a los puntos de recepción y la transformación de la biomasa.

Estos resultados fueron presentados en el Congreso Transnacional de Biomasa Euroners, que se celebró en Navarra. Es la segunda ocasión en la que UPA-Jaén expone su iniciativa. La primera corrió a cargo de su secretario general, Agustín Rodríguez, en el marco de un congreso celebrado en Valladolid a mediados de octubre.

UPA aboga por transformar los residuos de la poda del olivo en biocombustibles. Energías renovables, cultivos energéticos, biomasa

Fuente: AgroCOPE (www.agrocope.com)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*