Tierras agrícolas abandonadas, reutilizables para cultivos de biocombustibles



Tierras en abandono reutilizables para cultivos energéticos

Tierras agrícolas abandonadas, reutilizables para cultivos de biocombustible. Energías renovables, cultivos energéticos

Tierras en abandono reutilizables para cultivos energéticos

Emplear estas tierras para los cultivos energéticos, en vez de plantar éstos en las tierras de cultivo existentes o de obtener nuevas tierras de cultivo deforestando áreas de bosque, evitaría la competición con la producción de alimentos y preservaría los bosques, receptores de dióxido de carbono necesarios para mitigar el Cambio Climático.

La bioenergía sostenible probablemente no podrá satisfacer más del 10 por ciento de la demanda energética en países que son grandes consumidores de energía, en América del Norte, Europa y Asia. Pero para algunos países en vías de desarrollo, especialmente en el África Subsahariana, existe el potencial de abastecer en muchas veces sus actuales demandas energéticas sin comprometer los suministros de alimentos ni destruir bosques.

Elliot Campbell, Robert Genova, y Christopher Field, del departamento de Ecología Global del Instituto Carnegie, con David Lobell de la Universidad de Stanford, han estimado la extensión mundial de tierras de cultivo y pastos abandonadas y han calculado su potencial para la producción sostenible de bioenergía, a partir de datos históricos del empleo de la tierra, imágenes tomadas desde satélite, y modelos de ecosistemas. Los terrenos agrícolas que han sido convertidos en áreas urbanas o que han sido devueltos a los bosques no fueron incluidos en la evaluación.

Los investigadores estimaron que, en el mundo, puede haber hasta 4,7 millones de kilómetros cuadrados de tierras abandonadas disponibles para establecer en ellas plantaciones de cultivos de energía. El potencial productivo de la extensión total de estas tierras, equivalente a la mitad del área cultivada de Estados Unidos (Alaska incluida), depende del suelo local y del clima, así como de los métodos de cultivo y de los cultivares específicos a emplear en cada región. Pero los investigadores estiman que la biomasa vegetal seca cosechable a escala mundial podría alcanzar hasta 2.100 millones de toneladas, con un contenido de energía total de cerca de 41 exajulios. Aunque ésta es una cantidad sustancial de energía (un exajulio equivale a unos 170 millones de barriles de petróleo), alcanzaría a lo sumo a satisfacer cerca del 8 por ciento de la demanda energética mundial.

Estados Unidos, Brasil y Australia tienen un área muy extensa de tierras de cultivo y pastos abandonadas.

El estudio revela oportunidades mayores en otras partes del mundo. En algunos países africanos, donde los ecosistemas de gramíneas son muy productivos y la demanda actual de energía fósil es baja, la biomasa podría proveer hasta 37 veces la energía actualmente consumida.

Tierras agrícolas abandonadas, reutilizables para cultivos de biocombustible. Energías renovables, cultivos energéticos

Fuente: Info 7 (www.info7.com.mx)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*