“Tenemos la gran oportunidad de integrarnos a los biocombustibles"



Lo dijo el gobernador Jorge Obeid, al inaugurar hoy, en la ciudad de San Lorenzo, una planta que producirá 1.200 toneladas diarias de aceite refinado de soja para la elaboración del biodiesel. «Esta inauguración marca un hito para la actividad productiva del país y de la Provincia en particular», señaló el mandatario.

En la oportunidad, estuvo acompañado por el ministro de la Producción de la provincia, Roberto Ceretto; los subsecretarios de Industria y de Combustibles de la Nación, José Luis Díaz Pérez y Cristian Folgar, respectivamente; la intendenta de San Lorenzo, Mónica de la Quintana; el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz; el presidente de la firma Renova S.A., Sergio Gancberg, y el presidente de Vicentín S.A., Erman Vicentín.

Un hito para la actividad productiva del país

Obeid señaló que «ésta inauguración marca un hito para la actividad productiva del país y de la Provincia en particular», y refiriéndose a las distintas obras que el gobierno provincial ha desarrollado y continúa ejecutando en la región, manifestó que «ellas forman la infraestructura necesaria para el buen funcionamiento de todos estos emprendimientos productivos. Hicimos todo esto porque estamos convencidos que el biocombustible será el futuro». Y agregó: «ésta es la gran oportunidad que tenemos: integrarnos a la cadena agroindustrial, a los biocombustibles, e incorporar valor agregado a la producción».

Santa Fe, a la vanguardia

Seguidamente, Obeid aseguró que «Santa Fe tiene las condiciones dadas para poder realizar biocombustibles a partir de su producción agropecuaria que alcanzan los 300 millones de toneladas».

Finalmente, el gobernador Obeid puntualizó que «hay que hacer lo que le conviene al país y a nuestra provincia de Santa Fe, no lo que le conviene a Bush, Chávez o Fidel. Actualmente hay 400 millones de dólares de inversiones en investigación de proyectos de biocombustibles en la Provincia. Por ello, hay que seguir aportando a este tipo de producción y no caer en el error de crear una dicotomía con el área de los alimentos sino apoyar y aplaudir iniciativas de estas características».

Finalizado el acto de inauguración, el Gobernador y su comitiva recorrieron las nuevas instalaciones donde los técnicos explicaron los distintos mecanismos de la producción.

La nueva planta

La nueva planta de biocombustible es propiedad de la firma Renova S.A.-sociedad conformada por Vicentin y OMHSA (100% del grupo Glencore)- y está ubicada en la ciudad de San Lorenzo.

El emprendimiento es una planta orientada a producir aceite refinado y biodiesel a través de una serie de procesos continuos. Está ubicada en la ribera del Paraná, lindante con importantes plantas aceiteras para la materia prima y puertos de embarque para la salida de su producción. Se encuentra situada en el radio de 50 kilómetros donde se produce más del 70 por ciento de los aceites vegetales argentinos, y producirá 330K MT de aceite refinado por año.

Desde el grupo Vicentín aseguran que la tecnología elegida «es de última generación» directamente desde «los proveedores especializados de mayor prestigio según el mercado al que se destinará el producto».

Capacidad

Para la refinación del aceite crudo, aseguran que cuentan con tecnología provista por la firma Desmet Ballestra, de origen belga, con amplia trayectoria en el negocio de aceites comestibles. Desde la compañía afirman que cuenta con los avances de la empresa alemana Lurgi, proveedor líder de la industria petrolera, pionero en el diseño de plantas de biodiesel, para el proceso de transesterificación (etapa en la cual el aceite es transformado catalíticamente, mediante agregado de metanol o etanol con el catalizador, en metil o etiléster y glicerol).

La planta de refinación de aceite en la cual ha invertido Renova para el proceso de refinación permite producir tanto 1.200 toneladas diarias de aceite refinado para ser utilizado en la fabricación de biodiesel, como 1.000 toneladas al día de aceite refinado comestible.

La capacidad de producción de la planta de biodiesel es de 230K MT por año, producción utilizada para abastecer la creciente demanda internacional.

Los potenciales mercados para esta producción comprenden Europa, fuerte reducto que tiene al grupo Glencore como líder, Estados Unidos, Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile.

«A su vez, se agregan posibles aplicaciones específicas (no polutivas) en minas de cobre y carbón de América del Sur y Estados Unidos», explicaron desde la compañía.

Fuente: Sin Mordaza (www.sinmordaza.com)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*