Resumen de Poenencias del Congreso Internacional Obtención de Biomasa y Producción de Biocombustibles a partir de Algas



Ponencias del Congreso internacional obtención de biomasa y producción de biocombustibles a partir de algas

Resumen de Poenencias del Congreso Internacional Obtención de Biomasa y Producción de Biocombustibles a partir de Algas. Ferias y conferencias, biocombustibles

Ponencias del Congreso internacional obtención de biomasa y producción de biocombustibles a partir de algas

Peter Van Den Dorpel, director de operaciones de Algaelink fue el encargado de abrir el congreso. La empresa con sede en Holanda es un conocido fabricante de fotobioreactores a nivel mundial. Estos aparatos son grandes tubos transparentes donde se cultivan las microalgas. En su exposición destaca que el cultivo de algas en un ambiente controlado es más efectivo y rentable que hacerlo en sistemas abiertos (parcelas semi-inundadas). Debemos pensar que la gran ventaja de los fotobioreactores es que, no solo permiten el cultivo en superficie, sino también en altura. Se crea, así, el cultivo en tres dimensiones.

El profesor de la Universidad de Berkeley (California) Anastasios Melis expuso en la segunda ponencia, sus últimas investigaciones. Melis es un reconocido experto mundial en la creación de hidrogeno a partir de algas. Sus actuales investigaciones junto al Laboratorio Nacional de Energía Renovable estadounidense, se centran en obtener biodiesel de forma directa como producto de las algas sin necesidad de transformar las grasas de las mismas. Este proyecto realmente innovador ha obtenido resultados muy positivos en los ensayos presentados, provocando el optimismo de este refutado investigador.

En el primer día de congreso, destacó la intervención de Jorge Kaloustian, presidente de la compañía argentina Oil-Fox. Esta empresa fabrica biodiesel desde 1997 y cultiva algas, para fines tan diversos como alimentación, cosmética o farmacia, desde 1992. Ahora cultivan algas para biodiesel y pretenden sustituir así otras materias primas en su producción. Kaloustian puso el toque práctico y empresarial en el congreso, aportando datos de su experiencia. Oil-Fox necesita producir más 240.000 toneladas anuales de biodiesel para cumplir con sus clientes, por lo que sus estudios no solo estaban en conseguir producir biodiesel en laboratorio sino a  gran escala. Su experiencia le hace desechar tanto la producción en espacios abiertos, por su baja rentabilidad, como la producción con bioreactores, por el elevado coste que supondrían la adquisición y mantenimiento de miles de estos aparatos. La solución innovadora que presenta Oil-Fox y que ya tienen en marcha, es el cultivo de algas en grandes invernaderos con piscinas para el cultivo. Estos invernaderos actúan como fotobioreactores gigantes pero, con muchos menos costos. Sus datos económicos y de efectividad en el cultivo y la realidad de su proyecto, que ya está en funcionamiento, causaron la admiración de los congresistas por ser la única empresa en el mundo que puede afirmar obtener biodiesel a partir de algas a esta escala.

Otro de los proyectos que parecen más realistas es el de Biofuel Systems (BFS). La empresa española y ubicada en Alicante ha conseguido en colaboración con la universidad de esta ciudad producir biopetroleo a partir de algas. Según su presidente Bernard Stoiazzo-Mougin, este biopetroleo que debe ser refinado como el petróleo convencional para elaborar derivados como el gasoil, es rentable cuando el petróleo supera los 50 dólares por barril. BFS espera poder producir biopetroleo a escala industrial próximamente, aunque pasará por una fase inicial de uso de la biomasa generada para la producción de electricidad. Además la empresa anunció que la colaboración con la universidad alicantina proseguirá con la fabricación de papel con la biomasa de algas generada. El proyecto pretende que la Universidad de Alicante se abastezca exclusivamente de este papel.

También la visión empresarial y económica de este cultivo centro la intervención de Sergio Ramírez, director de Asuntos Públicos de Biofields México. El proyecto de esta empresa es, sin duda, uno de los más sólidos de los presentados, además de diferente, ya que pretende la producción de bioetanol y no de biodiesel. Su proceso se basa en cultivar algas verdeazuladas (cianobacterias) que alimentadas por CO2 producen etanol de forma natural. Biofields va a invertir 850 millones de dólares para producir 25 millones de galones (unos 95 millones de litros) de etanol captando 3,75 millones de toneladas de CO2/año de una central termoeléctrica próxima a su planta. Para el primer semestre de 2009 dispondrán de una granja piloto en Florida (EEUU) y para finales de 2009 otra en México, con vistas a entrar en producción real de etanol en 2010.

El segundo día comenzó con la ponencia de Dominique Deen, consultor de la multinacional holandesa Kema Energy Consulting. Kema ha desarrollado un programa que a partir de múltiples variables, obtiene resultados aproximados de la rentabilidad de un cultivo de algas para biocombustibles. Los cálculos de prueba realizados con seis especies de algas en tres tipos de cultivo y aplicando varios sistemas de procesado y obtención de combustibles, han obtenido el resultado es que a día de hoy no es rentable la producción de biocombustibles a partir del cultivo de algas. Aunque este dato puede parecer desesperanzador fue bien acogido en el congreso, ya que la aportación de este estudio tiene como objetivo mejorar los parámetros que intervienen en el proceso de producción para hacer rentable el cultivo en la realidad.

Una de las ponencias de carácter más científico fue la de los doctores Cristian Gomis y Eduardo Ferrandis del departamento de ciencias de Mar y biología aplicada de la Universidad de Alicante. En su ponencia abogaron por la creación de un banco de microalgas. Este sería el primer banco europeo específicamente dedicado a la conservación, mantenimiento y producción de microalgas para uso energético y eliminación de CO2 atmosférico, convirtiéndose en una herramienta de referencia para investigadores y empresarios interesados en esta materia prima energética.

John Munford subió el nivel de polémica del congreso con su ponencia sobre el cultivo de algas en mar abierto. Su propuesta se basa en colocar grandes bombas en áreas oceánicas con bajos niveles de microalgas, por lo tanto zonas consideradas “muertas” en los océanos. Estas bombas llevarían nutrientes desde el fondo marino a capas más altas, donde la luz del sol y esta aportación de nutrientes provocarían el crecimiento de algas que podrían usarse para biocombustibles. La propuesta, aunque científicamente solida, suscitó una gran controversia tanto por su viabilidad técnica y económica, como en cuanto a los efectos medioambientales que generaría.

Mucho más cercana en el tiempo parece la propuesta de producir etanol a partir de algas presentada por el director del Centro irlandés de Algas, Stefan Kraan. Esta fue la única ponencia que se centro en el uso de macroalgas para la producción de biocombustibles. Kraan abogó por el cultivo de macroalgas aprovechando la cercanía de parque eólicos en el mar o bien piscifactorías y que sería rentable si se mecanizase la recolección. Aún así el científico consideró que si tenemos en cuanta los gastos sociales (contaminación, vertidos, enfermedades respiratorias, etc.…) que el petróleo genera, la producción de algas es rentable ya actualmente.

Nelson González, representante de la multinacional Fluor, expuso un estudio comparativo entre la producción de biodiesel a partir de algas y a partir de soja. Los resultados mostrados ofrecen una clara ventaja de las algas ya que su eficiencia de producción es muy superior a la de cualquier otra materia prima, aunque necesite una mayor inversión por el uso de fotobioreactores.

La ponencia de Algasol Renewables sirvió para cerrar el congreso. El doctor Andreas Meiser, director de investigación y desarrollo de la empresa, anunció la próxima patente de una tecnología propia en bioreactores que mejora cualquier rentabilidad alcanzada hasta ahora. Algasol con sede en el parque tecnológico de Palma de Mallorca, proyecta tener funcionando el fotobioreactor mas eficiente y mayor del mundo en 2010 para producir biodiesel a partir de algas a gran escala en 2012.

Resumen de Poenencias del Congreso Internacional Obtención de Biomasa y Producción de Biocombustibles a partir de Algas. Ferias y conferencias, biocombustibles

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*