La planta de biodiésel de Calahorra estudia usar algas como materia prima



La planta de biodiésel de Calahorra estudia usar algas como materia prima. Biocombustibles, cultivos energéticos

La planta de biodiésel que se construye en Calahorra comenzará a producir en enero de 2009 a partir de la soja, en su mayor parte, pero estudia otras alternativas, como las algas que se cultiven en España, para evitar tener depender del aprovisionamiento de materia prima de otros países.

Según datos facilitados a EFE por el grupo Iniciativas Energéticas, promotor de la planta, el sector de los biocombustibles en España trabaja seriamente desde hace unos meses porque todas las expectativas iniciales que tenía se han transformado.

El proyecto de esta planta, que será de las más grandes de España, tiene una inversión de 70 millones de euros.

La planta, cuyas obras están al 75% de su ejecución, se construye sobre una parcela de 180.000 metros cuadrados, aunque la superficie ocupada son 60.000.

Según la compañía, las obras cumplen los plazos previstos y estará operativa en enero de 2009 para comenzar a producir unas 250.000 toneladas de biodiésel al año y facturar por valor de unos 200 millones de euros anuales.

El 75% de la producción se exportará a Europa y el resto se destinará al mercado nacional.

El negocio, inicialmente, se hará mediante «trading», que son plataformas que operan en la compra de aceites vegetales y la venta de biodiésel en los mercados internacionales.

La mayor parte del biodiésel se elaborará a partir de aceite de soja procedente de Sudamérica y un 10% será de aceite de palma (procedente de África o Indonesia) o colza (Europa del Este).

El puerto de Bilbao será la plataforma de entrada y salida de la mercancía, que reducirá en un 80% las emisiones de anhídrido carbónico.

La promotora no duda en la rentabilidad de la planta, pero considera que hoy en día el biodiésel es un negocio que hay que plantearlo de que forma distinta que hace dos años.

Actualmente, el mundo del biodiésel se encuentra en una fuerte tensión dentro de dos mercados: el de la alimentación y el del combustible, asegura el grupo.

También cree que el biodiésel no va a resolver el problema del petróleo, por la misma razón que también considera que no altera los precios de las materias primas de los alimentos básicos.

Los promotores de plantas de biodiésel trabajan en suavizar el problema del aprovisionamiento de la materia prima, por lo que se estudian otras alternativas.

El sector también tiene claro, asegura la fuente, que el margen entre lo que compra y lo que saca al mercado no puede tenerlo en el aire como actualmente, sino que necesita de una estabilidad.

Para combatir este problema, actualmente, en el plano de la alimentación, hay proyectos como la Jatropha, un arbusto del que se produce aceite que sustituiría a la soja, la colza y palma, y cuyo régimen de plantaciones es el de grandes extensiones en Sudamérica, Alfrica e Indonesia, donde están las actuales plantaciones.

En el plano de la investigación, desde hace unos meses se trabaja en el cultivo de algas y microalgas, que se podrían obtener en España y evitaría depender del aprovisionamiento de la materia prima de otros países.

La promotora ha iniciado conversaciones en los últimos seis meses de cara a poder plantearse, en un futuro, la instalación de la técnica precisa para el cultivo de algas o microalgas que da lugar al biodiésel.

Temas relacionados: biocombustibles, energías renovables, biodiésel, soja, algas, exportación, trading, planta de biodiésel, aceites vegetales, Jatropha, colza, palma, crisis alimentaria, investigaciones científicas

Fuente: ADN.es (www.adn.es)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*