Energía y combustibles: ¿cuáles serán las opciones más viables?



Crisis energética, la competencia entre energías alternativas al petróleo

Energía y combustibles: ¿cuáles serán las opciones más viables?. Crisis energética global, energías alternativas

Crisis energética, la competencia entre energías alternativas al petróleo

Probablemente, «el próximo auge tecnológico se vincule a fuentes no convencionales», presume el experto británico Geoffrey Carr. Pero ¿cuáles deberán elegirse? ¿servirán de algo las experiencias del pasado?

Naturalemente, la historia remite a fuentes fósiles. Sea carbón para generar vapor, sea refinados petroleros para motores de combustión interna, sea usinas termoeléctricas. Hasta cierto punto, la evolución desde el siglo XIX hasta el último cuarto del XX ha sido paulatina. Dependía de carbón y gas natural baratos. “La unica novedad, la energía nuclear, fracasó pronto”, sostiene Carr, ignoran experiencias como la de Francia.

Pero, ya en este siglo, “las presiones para innovar se hacen sentir. Los hidrocaburos nunca costaron tanto a dólares constantes como desde 2007. Las reservas comprobadas empiezan a agotarse por exceso de consumo y sera cada año más arduo o caro detectar nuevas”. Descubrimientos tan espectaculares como los recientes en Brasil serán excepcionales.

Eso hace que el concepto de “cultivar combustible” no suene ya a dislate. Tampoco la idea de enchufar el coche a una red eléctrica o alimentarlo a hidrógeno. Estas y otras opciones se contemplan ya como recursos estratégicos, pues gran parte está en poder de gobiernos que no les tienen simpatía a Estados Unidos y otros países occidentales. No es casual que Washington –renuente a sutilezas- haya reinventado la IV flota cerca de Venezuela y Brasil.

Tampoco es una coincidencia que James Wollsey, ex jefe de la Agencia Central de Inteligencia forme ahora alianzas con grupos ecologistas. Los mismos a quienes la CIA consideraba peligrosos subversivos. Lo eran, en efecto, para las grandes petroletas o los jeques que influían en las estrategias de la agencia.

Dado que el gas natural subió con el resto, “alternativas como energía solar o eólica ya no no tan caras en comparación. Por supuesto el carbón sigue barato. Se emplea en Asia oriental y meridional, pero despide monóxido a la atmósfera”. En cuanto a EE.UU., hay una larga serie de plantas de ese tipo en lista de espera, pero pocas han sido terminadas desde 1995 y varias han sido descartadas. “Primero, porque al país ya no tolera semejantes fuentes contaminantes. Segundo, porque las compañías eléctricas temen que pronto deban pagar por dos gases invernadero, monóxido y dióxido de carbono”. Por tanto, surgen oportunidades para energía solar y eólica. Como se sabe, el precio futuro de ambas fuentes es cero. Esta certeza neutraliza en parte los altos costos de capital involucrados en ambos tipos de plantas, por hoy superiores a los de las usinas carboneras.

Los motivos de un posible auge –o no- son diversos. El recalentamiento global, como amenaza de largo plazo, puede desdeñarse durante fases de retroceso económico (en Occidente) o de lo contrario en Oriente. Los precios de combustibles fósiles pueden ceder como efecto de descubrimientos (Brasil, Ártico) o repuntar por mayor demanda en China, India, Vietnam, etc.

“El mercado de energia y combustibles es enorme. Al presente –señala Carr- el mundo consume unos quince teravatios Cada uno equivale de mil gigavatios y un gV representa la capacidad de las mayores usinas a carbón. En plata, es un negocio de seis billones de dólares anuales casi 10% del producto bruto global. Hacia 2050, ese consumo habrá llegado a treinta teravatios (doce billones de dólares al precio actual).

Energía y combustibles: ¿cuáles serán las opciones más viables?. Crisis energética global, energías alternativas

Temas relacionados: energías alternativas, auge tecnológico, fuentes no convencionales, fuentes fósiles, carbón, generar vapor, refinados petroleros, motores de combustión interna, usinas termoeléctricas, gas natural, energía nuclear, innovar, hidrocaburos, reservas comprobadas, exceso de consumo, cultivar combustible, enchufar el coche, red electrica, alimentarlo a hidrógeno, recursos estratégicos, alianzas, grupos ecologistas, grandes petroletas, energía solar, energía eólica, monóxido a la atmósfera, fuentes contaminantes, compañías eléctricas, gases invernadero, monóxido, dióxido de carbono, precio futuro es cero, altos costos de capital, usinas carboneras, recalentamiento global, retroceso económico, precios de combustibles fósiles, mercado de energia, producto bruto global, medio ambiente, crisis energética mundial

Fuente: Mercado Digital (www.mercado.com.ar)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*