Biodiésel para vehículos, con grasa de atún y sardina



Anfaco, la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas, se ha adelantado a buscar una utilización a los residuos industriales y trabaja desde hace un año en aprovechar la grasa del pescado procesado para la obtención de un biocombustible de aplicación industrial y para la automoción.

La materia prima es el agua residual del proceso de elaboración de la conserva, fácil de obtener y que hasta ahora carecía de uso alguno. El trabajo de los científicos comienza con la recogida de la grasa previamente separada en las unidades de tratamiento industrial o en laboratorio. El paso siguiente consiste en la purificación del aceite mediante centrifugado o evaporación. Con la materia ya depurada, los investigadores realizan un estudio del rendimiento de la producción de biodiésel. La siguiente etapa del proceso se dedica al estudio de las propiedades del carburante obtenido para evaluar su calidad y su posible utilización. Esta es la etapa en la que se encuentra ahora el proyecto.

Fuente: La Voz de Galicia (www.lavozdegalicia.es)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*