Apostando al "combustible del futuro" crece la producción de caña de azúcar



Para la fabricación de bioetanol se invertirían más de 450 millones de pesos en todo el país en dos años. El Gobierno nacional firmó un proyecto para incluir a este combustible en la ley de biocombustibles y así incrementar su promoción. Lo productores correntinos buscan aumentar las plantaciones de caña de azúcar para justificar la instalación de un fábrica de bioetanol en la provincia. Al menos 10 localidades trabajan intensamente.

La producción correntina de caña de azúcar comienza a pedir cancha porque los productores están buscando ampliar de manera considerable las hectáreas de plantación de cara a una posible fábrica de bioetanol que podría instalarse en los próximos años en la provincia.

De esta manera, el sector busca llegar al aprovechamiento del alcohol derivado de la caña para encarar la producción de etanol que es un líquido compuesto de carbono, hidrógeno y oxígeno resultado de la fermentación de azúcar y que, en los países desarrollados, es denominado como «el combustible del futuro».

Al respecto, el asesor técnico de la Asociación Provincial de Pequeños Productores de Corrientes (Apppc), Juan Orban, dijo que si bien la producción de caña de azúcar bajó en un promedio del 30 por ciento en los últimos tiempos en Corrientes debido a diversos factores climáticos, el objetivo principal es redoblar la apuesta y ampliar las áreas de sembrado.

«Se puede observar una merma considerable de la producción ya que las marcadas sequías y heladas de los últimos tiempos afectaron las plantaciones que no llegaron a madurar en tiempo y forma, pero estamos trabajando para que la próxima campaña sea exitosa», explicó Orban.

Así, el especialista comentó que en este momento los productores están cortando la caña y arando la tierra para reproducir semillas con las miradas puestas en las siembras que se vienen y que proponen una ardua tarea para ampliar la superficie de producción, en el mediano plazo, a 4 mil hectáreas.

«Desde la Apppc buscamos la promoción de la caña de azúcar, no sólo como una mera producción sino también como un factor de complementación del sistema productivo y la diversificación de la chacra para un mayor y mejor aprovechamiento del suelo que, en definitiva, traerá resultados positivos a los pequeños productores», expresó Orban.

LO QUE SE VIENE

El presidente de la Nación, Néstor Kirchner, firmó el pasado viernes el proyecto de ley para la modificación de la actual, Nº 26.093 de biocombustibles, con el fin de incluir en la promoción al bioetanol generado a partir de la caña de azúcar.
Esto será remitido al Congreso donde se espera una rápida sanción ya que se prevé que las inversiones alcanzarían los 450 millones de pesos en sólo dos años.

La ley proyectada tendrá como beneficiarias a las empresas, privadas o estatales, y cooperativas que produzcan azúcar industrialmente, e incluso todas aquellas empresas que, habiendo detenido la producción, decidan reanudar la actividad.

Los beneficios concebidos son los que se establecieron en la Ley 26.093 para la promoción de biocombustibles y contemplan exención de la aplicación del impuesto a los combustibles líquidos, así como la devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado y beneficios en el cálculo del impuesto a las Ganancias.

Por su parte, el ministro de Planificación de la Nación , Julio De Vido, sostuvo en el acto de firma del proyecto que la producción de bioetanol a partir de la caña de azúcar destinada al mercado interno puede tener un precio equivalente al combustible que va a sustituir, o sea, la nafta, con lo cual la Argentina podrá incrementar su oferta en este mercado sin alterar los precios vigentes ni la expectativa de precios futuros».

Si bien esta ley favorecerá de manera directa a las provincias del Noroeste argentino, como Jujuy, Salta y Tucumán, que verán fuertemente promocionada a esta industria que tiene importancia fundamental en el producto bruto de la región y fuerte impacto social y cultural, abre también las posibilidades de ubicación en el Mercado del bioetanol que se produzca en Corrientes en los próximos años.

En tanto, el asesor técnico de la Apppc, Juan Orban, afirmó a este medio que «si bien nosotros apuntamos a trabajar con la pequeña producción, con la pequeña industria, una apuesta fuerte del Gobierno nacional a los biocombustibles provocaría que a nosotros se nos abran los mercados para colocar el bioetanol».

«Ese sería nuestro fin último -agregó Orban- y por eso estamos trabajando para llevar la cantidad de hectáreas producidas a 3 mil o 4 mil y poder justificar el establecimiento de una fábrica de bioetanol que se ubique en un punto equidistante de los polos de producción. Ya se ha dado un crecimiento en la zona de San Miguel, Santa Ana, Ensenadita, General Paz, San Rosa, Villa Olivari, San Cosme, San Luis del Palmar, Paso de la Patria y buscamos que esto llegue a Itatí».

Fuente: El Libertador

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*