Adreani: “está asegurado el desarrollo del sector”



Se estima que en 2030 la población mundial superará los 8.000 millones de habitantes, lo que exigirá aumentar la producción de alimentos.

En diálogo con LA GACETA Rural, Pablo Adreani -gerente de la consultora Agripac-, sostuvo que el futuro de la soja en la Argentina y en el mundo no tiene freno. Concretamente, «en la carrera entre la producción y el consumo, ganó el consumo y hoy la demanda superó a la oferta», afirmó. Además, en este negocio, desde que se puso en la mesa de discusión de varios Estados del mundo el desarrollo de los biocombustibles, «el panorama cambió más aún y podemos decir, más que nunca, que el futuro de la actividad está asegurado». No hay dudas de que el crecimiento en el consumo en países ricos y pobres llevó a que la demanda sea creciente, dijo.

Se estima que en 2030 la población mundial superará los 8.000 millones de habitantes, con una gran población que habitará en los centros urbanos y que requerirá más alimentos, entre ellos los derivados de la soja por su gran valor proteico. «Al subir el poder adquisitivo aumenta la demanda, y en países como China e India que tienen en sus dietas el hábito del consumo de soja, la demanda se disparará y seguirán siendo compradores de la oleaginosa», ratificó.

En el mundo, además de los alimentos en base a soja, se sumó una nueva matriz energética que incluye al etanol y al biodiesel, productos que están registrando un gran crecimiento en su producción. Esto es porque países como Brasil y Argentina están realizando fuertes inversiones, lo que llevará a que, en breve tiempo, se conviertan en productores de alimentos y biocombustibles.

Según nuestros estudios -dijo Adreani-, se espera que en la próxima década la demanda mundial de soja aumente en 100 millones de toneladas más, y si a esto le sumamos que a fines de noviembre la cotización de la soja en Chicago ascendió a U$S 428/tn -que fue el precio más alto de los últimos 30 años-, nos daremos cuenta del negocio que se avecina.

Por otra parte, hoy la tendencia en la producción de los biocombustibles ubica a los EE.UU. y a Brasil como grandes productores de maíz para producir etanol, y a la Argentina como un importante productor de soja para la producción de biodiesel.

Por ello se espera que en 2008 se amplíe la capacidad de molienda para este biocombustible, con lo que superaría el año próximo las 480.000 toneladas ya instaladas.

Fuente: La Gaceta (www.lagaceta.com.ar)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*