$7.000 millones se invertirán en proyectos de investigación para el desarrollo de biocombustibles en Chile



Concurso de InnovaChile de Corfo para el desarrollo de biocombustibles en Chile

$7.000 millones se invertirán en proyectos de investigación para el desarrollo de biocombustibles en Chile. Energías renovables, crisis energética

Concurso de InnovaChile de Corfo para el desarrollo de biocombustibles en ChileBionercel S.A. y Biocomsa S.A. son los nombres de los dos consorcios tecnológicos empresariales favorecidos en este primer concurso de InnovaChile de CORFO. En ellos participan importantes compañías forestales y del ámbito energético, así como universidades.

Los consorcios se pondrán en marcha en el 2009, y tendrán un plazo de 5 años para presentar soluciones tecnológicas innovadoras, a partir de biomasa forestal, que alcancen altos niveles de impacto en la obtención de biocombustibles de última generación, mediante la adopción, transferencia y comercialización de sus resultados.

Con la presencia del Ministro de Energía, Marcelo Tokman, del vicepresidente ejecutivo de CORFO, Carlos Álvarez, y del director ejecutivo de InnovaChile de CORFO, Claudio Maggi, se dieron a conocer los resultados de la Convocatoria Nacional de Consorcios Tecnológicos Empresariales de Investigación en Biocombustible a partir de Material Lignocelulósico.

Este concurso de InnovaChile de CORFO considera soluciones innovadoras para lograr el desarrollo de la industria de producción de biocombustibles, a partir de la utilización de biomasa forestal, que constituye una oportunidad para nuestro país, por su disponibilidad y las perspectivas de desarrollo tecnológico en la producción de biocombustibles.

La convocatoria recibió dos propuestas, las que fueron evaluadas internacionalmente por expertos de EEUU, Brasil y España, debido a su importancia y complejidad.

Los consorcios tecnológicos empresariales Bionercel S.A. y Biocomsa S.A. resultaron favorecidos, tanto por la calidad de sus propuestas como por la trascendencia de sus alcances en materia de investigación en uso de distintas materias primas forestales (lignocelulósica) y del proceso de producción de biocombustibles.

El Ministro de Energía, Marcelo Tokman, destacó la relevancia de la puesta en marcha de estos Consorcios para obtener una energía mucho más segura y competitiva en el futuro.

«La Presidenta en el discurso del 21 de mayo, anunció que uno de nuestros esfuerzos más grandes en términos de investigación del área energética, estaría centrado en éste llamado a consorcios. Nos hemos llevado la muy grata sorpresa de que se trata de dos consorcios con dos líneas de investigación distintas, y que tienen la gran ventaja de estar integrados por empresas que tienen mucha experiencia en el sector, que unen sus esfuerzos con universidades que harán el aporte en investigación. Estamos hablando de 7 mil millones de pesos destinados a investigación en biocombustibles para lograr ojalá convertir toda esta riqueza que tenemos en términos de recursos en una parte más de la solución a la situación energética», señaló el Ministro Tokman.

Por su parte el vicepresidente ejecutivo de CORFO, Carlos Álvarez, explicó que «es un esfuerzo deliberado el que estamos realizando para efectos de aprovechar el acervo amplio de conocimientos existentes tanto en la universidad como en la industria. Estos ejemplos de consorcios son claros para buscar soluciones novedosas a los grandes desafíos nacionales. Un aspecto muy importante en ambos consorcios es que interactúan con una dinámica global de avance tecnológico. No se puede pretender crear todo un conjunto conocimientos necesarios para dar un salto en ésta materia, lo que si tenemos que tener, son consorcios capaces de interactuar con los avances existentes en el mundo, y en la medida que la oportunidad exista acelerar su materialización comercial en el país y así obtener resultados más tempranos».

Consorcios favorecidos: Biocomsa S.A y Bioenercel S.A

Biomasa S.A. corresponde al consorcio integrado por ENAP Refinería S.A, Consorcio Maderero S.A. y la Universidad de Chile. Este consorcio recibirá un aporte público a través de InnovaChile de CORFO de más de $1.048 millones, equivalente al 56% del costo total del proyecto, el cual bordea los $ 2.000 millones.

Su objetivo es emprender soluciones y proyectos energéticos en Chile en el ámbito de la producción de biodiesel de segunda generación a partir de biomasa forestal. El consorcio trabajará en profundizar los estudios de evaluación de biomasa, el desarrollo de cultivos bioenergéticos, la evaluación técnica y económica del proceso para que estas investigaciones abran el camino de la transferencia tecnológica. Además, se contempla el fortalecimiento de las relaciones con instituciones dedicadas al rubro de la biomasa a nivel internacional.

«A nuestro juicio, el constituirnos como empresa que reúne por un lado al ámbito científico por medio de la Universidad de Chile, al ámbito energético a través de ENAP Refinerías S.A. y al ámbito forestal maderero a través de Consorcio Maderero S.A., nos permite enfrentar el tema de las soluciones bioenergéticas con una mirada holística, requerida en este tipo de proyectos. Biocomsa es una sociedad que se proyectará más allá del tiempo contemplado por el concurso InnovaChile, ya que se hará autosustentable a través de la investigación aplicada que permita potenciar el proceso productivo», señala Pablo Vargas Castro, presidente del directorio de Biocomsa S.A.

El consorcio Bioenercel S.A. está integrado por la Universidad de Concepción, la Universidad Católica de Valparaíso, Fundación Chile, Arauco, CMPC y Masisa. Recibirá un aporte público de InnovaChile de CORFO cercano a $3.000 millones, equivalente al 58% del costo total del proyecto que asciende a más de $5.000 millones.

Este consorcio espera desarrollar un conjunto de proyectos que, en forma integrada, propongan una alternativa viable al problema energético de Chile, a partir de adaptar tecnologías y formación de capacidades humanas que permitan implementar en Chile una industria de biocombustibles. Además, Bioenercel considera la creación de infraestructura y acciones para la protección y comercialización de los resultados obtenidos.

«Chile es un país dependiente de la importación de combustibles y vemos que uno de nuestros principales recursos naturales, el forestal, es una gran alternativa. Por ello el principal objetivo de Bioenercel es lograr las condiciones para tener en nuestro país la primera planta productiva de bioetanol. Para esto debemos generar el conocimiento necesario y, lo que es muy importante, las alianzas a nivel internacional que permitan lograr este objetivo», sostiene Jaime Baeza, coordinador del consorcio.

Los consorcios se pondrán en marcha en el 2009, y tendrán un plazo de 5 años para presentar soluciones tecnológicas innovadoras, a partir de biomasa forestal, que alcancen altos niveles de impacto en la obtención de biocombustibles de última generación, mediante la adopción, transferencia y comercialización de sus resultados.

$7.000 millones se invertirán en proyectos de investigación para el desarrollo de biocombustibles en Chile. Energías renovables, crisis energética

Fuente: Portal Minero (www.portalminero.com)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*