Cogeneración, la hucha energética del sector de la madera y el mueble



Estudio de AIDIMA sobre la rentabilidad de instalar sistemas de cogeneración en las empresas del sector

Cogeneración, la hucha energética del sector de la madera y el mueble. Energías alternativas, biomasa

Estudio de AIDIMA sobre la rentabilidad de instalar sistemas de cogeneración en las empresas del sector

España – El Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA, ha elaborado un estudio que pone de manifiesto la rentabilidad de instalar sistemas de cogeneración en las empresas del sector de la madera y el mueble, y establece un beneficio anual medio de 170.000 euros para una mediana empresa. El informe asegura además que la cogeneración permitiría obtener más de 1.000 millones de euros al año procedentes de la energía generada de los residuos de madera que se generan en la Comunidad Valenciana, atendiendo a que un 20 por ciento de la industria (unas 6.000 empresas) cumple el perfil para utilizar estos sistemas.

La cogeneración es la generación de energía a partir de la recuperación de otra que se pierde. En el caso de este sector a través de la incineración de los desechos de madera que han cumplido su ciclo de vida. Se consigue así una doble fuente de ingresos por la venta de la energía generada a la red eléctrica y por la comercialización de los derechos de emisión de CO2 a empresas de otros sectores definidas como contaminantes y que deben cumplir con el Protocolo de Kyoto.

El informe establece en 1,5 millones la inversión media en la puesta en marcha una planta de cogeneración que sería capaz de generar una media de 1,8 millones de kWh eléctricos/año, potencia que vendría determinada en función de las horas de trabajo, el poder calorífico y la cantidad de biomasa (deshechos), entre otros aspectos.

En el estudio de rentabilidad de la planta intervienen múltiples factores que establecen tasas que permiten valorar su instalación, pero lo realmente importante es la eficiencia energética conseguida por la recuperación de la energía térmica residual. Es decir, mientras que antes la biomasa se quemaba en caldera para generar energía térmica para secaderos, aceite térmico o agua caliente; ahora, con la misma energía térmica se genera electricidad que podrá ser reutilizada por la propia empresa para abaratar su factura eléctrica, ser vendida, o utilizar una fórmula mixta.

La venta de la electricidad generada parece la más rentable, concretamente por dos motivos, explica el informe. El primero porque la electricidad generada es casi siempre insuficiente para todas las necesidades de la empresa y el segundo porque el valor de venta a la red es mayor que el valor de compra, exactamente 0,04 euros/kWh eléctrico de diferencia según la legislación vigente, precisa.

La ventaja desde el punto de vista medioambiental es que el sistema cogeneración utilizado por el sector de la madera y el mueble se genera por la explotación de biomasa que es un recurso renovable. Esto significa que no se emiten gases de efecto invernadero y por tanto, la empresa pude vender su cuota de emisión a terceros.

Cogeneración, la hucha energética del sector de la madera y el mueble. Energías alternativas, biomasa

Fuente: AIDIMA (www.aidima.es)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*