La mitad de precipitación anual de la tierra cae en solo 12 días



La mitad de precipitación anual de la tierra cae en solo 12 días
La mitad de precipitación anual de la tierra cae en solo 12 días

Se tarda menos de dos semanas para que caiga la mitad de precipitación anual del planeta.

Es decir, el 50 por ciento de la lluvia, la nieve y el hielo de la Tierra caen cada año en los 12 días más húmedos, según un nuevo estudio. Es probable que los diluvios se concentren aún más a fines de siglo. Informaron los investigadores el 19 de octubre en la revista Geophysical Research Letters. Los investigadores ya saben que el cambio climático probablemente conducirá a un aumento general de las precipitaciones. Dijo en un comunicado la líder del estudio, Angeline Pendergrass. Una científica del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) en Boulder, Colorado. El nuevo estudio sugiere que esta lluvia adicional caerá de la manera menos útil posible.

“Lo que encontramos es que los aumentos esperados ocurren cuando ya está más húmedo. Los días más lluviosos se vuelven más lluviosos”, dijo Pendergrass.

Extremos en aumento

Los científicos del clima han estado preocupados durante mucho tiempo por el hecho de que el aumento de las temperaturas medias globales provocará eventos climáticos más extremos. El aire más cálido puede contener más humedad. Y un estudio diferente, publicado el 14 de noviembre, encontró que los huracanes actuales ya son más húmedos debido al cambio climático.

La cuantificación del aumento esperado es más difícil, escribieron Pendergrass y sus colegas en su nuevo artículo. Añadieron que es particularmente difícil describir los cambios de una manera accesible e intuitiva. Es por eso que el equipo decidió expresar sus hallazgos en la cantidad de días que lleva representar la mitad de la precipitación anual del mundo.

El equipo utilizó datos de una serie de estaciones meteorológicas de la Red Mundial de Sistemas Observación Meteorológica de la Superficie; estas estaciones están ubicadas en todo el mundo. Aunque la mayoría se encuentran en América del Norte, Eurasia y Australia, con África y América del Sur menos representadas. Ellas recolectan los totales de precipitación en puntos particulares. Para expandir los datos a nivel regional, los investigadores también utilizaron datos satelitales de la Misión de Medición de Lluvias Tropicales. Estas fuentes proporcionaron a los investigadores datos superpuestos entre 1999 y 2014.

Sequia e inundaciones

Según los investigadores, la mayor parte del agua que cae del cielo lo hace en un período increíblemente corto. Solo se necesitan 12 días para dar cuenta de la mitad de la precipitación anual del mundo.

“Me hubiera imaginado que el número sería mayor, quizás un mes”, dijo Pendergrass.

Los científicos descubrieron, en cambio, que el 75% de las precipitaciones del mundo cae en aproximadamente un mes. Los 30 días más húmedos, distribuidos en todo el año. Doce y medio por ciento de la precipitación anual cae en solo dos días. Y el día más húmedo del año representa el 8.3 por ciento del total del año.

Según los investigadores, esta tendencia a la gran cantidad de humedad en un corto período de tiempo es más obvia en ambientes secos y desérticos. China y el sureste de Rusia están justo en el medio. Y los lugares “húmedos” como el noreste de los Estados Unidos muestran la distribución más uniforme de las precipitaciones.

A nivel mundial, el día más húmedo del verano representa el 5.2% de las precipitaciones del año. Mientras que el día más húmedo del invierno es un poco más seco, con el 3.4% del total anual de precipitación.

Escenarios Futuros

Los investigadores también modelaron cómo esta distribución de precipitación probablemente cambiará a medida que el planeta se calienta. En un escenario climático “de acuerdo con lo habitual”, en el que no hay un intento de dominar las emisiones de carbono, la mitad de la precipitación prevista adicional caería en los seis días más húmedos del año para 2100. Y el 50% de toda la precipitación estarán abarrotados en 11 días, estimaron los investigadores. Encontraron que la precipitación se mantendría desigual en un “mejor de los casos”, en el que las emisiones comienzan a disminuir después de 2020. Pero la diferencia con las condiciones actuales no sería tan extrema.

Una pregunta clave, escribieron los investigadores. Cuándo es probable que ocurran estos eventos extremos de precipitación durante el año. Agregaron que la respuesta tendrá implicaciones importantes para el impacto de los cambios. Un diluvio justo antes de la temporada de crecimiento podría estar bien para las plantas y los cultivos. Una sequía durante la temporada de crecimiento seguida de un aguacero no significaría más que problemas. Las inundaciones también podrían convertirse en una amenaza más seria, agregó Pendergrass.

“Necesitamos tener esto en cuenta”, dijo, “cuando pensamos en cómo prepararnos para el futuro”.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*