Las capas de hielo que se derriten liberan toneladas de metano

La capa de hielo de Groenlandia emite toneladas de metano según un nuevo estudio, que muestra que la actividad biológica subglacial afecta a la atmósfera mucho más de lo que se pensaba.



Las capas de hielo que se derriten liberan toneladas de metano
Metano en las capas de hielo. Esta foto muestra una inyección de tinte de rodamina en el río proglacial, justo antes de una cascada. El colorante rosado (la rodamina) se usa para calcular la descarga de agua del río proglacial (es decir, cuánta agua / masa fundida si fluye en el río en ese momento).

Un equipo internacional de investigadores liderado por la Universidad de Bristol acampó durante tres meses junto a la capa de hielo de Groenlandia, probando el agua de deshielo que se escurre en una gran cuenca (> 600 km2) de la capa de hielo durante los meses de verano.

La información se publicó en Nature. El equipo utilizó nuevos sensores para medir el metano en la corriente del agua derretida en tiempo real. Observaron que el metano se exportaba continuamente desde debajo del hielo.

Calcularon que al menos seis toneladas de metano se transportaban a su sitio de medición solo desde esta parte de la capa de hielo. Corresponde a aproximadamente el equivalente al metano liberado por hasta 100 vacas.

“Un hallazgo clave es que gran parte del metano producido debajo del hielo probablemente escapa de la capa de hielo de Groenlandia. Lo hace en ríos grandes y rápidos antes de que pueda ser oxidado a CO2. Un destino típico para el gas metano que normalmente reduce su potencia de calentamiento de efecto invernadero “.

Profesora Jemma Wadham, directora del Instituto Cabot para el Medio Ambiente de Bristol, quién dirigió la investigación .

El gas metano (CH4) es el tercer gas de efecto invernadero más importante en la atmósfera después del vapor de agua y el dióxido de carbono (CO2).

Aunque, presente en concentraciones más bajas que el CO2, el metano es aproximadamente 20-28 veces más potente. Por lo tanto, cantidades más pequeñas tienen el potencial de causar impactos desproporcionados en las temperaturas atmosféricas. La mayor parte del metano de la Tierra es producido por microorganismos. Los que convierten la materia orgánica en CH4 en ausencia de oxígeno. Principalmente en los humedales y en tierras agrícolas, por ejemplo, en los estómagos de las vacas y los arrozales. El resto proviene de combustibles fósiles como el gas natural.

Ya se había detectado algo de metano anteriormente. Tanto los núcleos de hielo de Groenlandia como en un lago subglacial antártico. Pero esta es la primera vez que las aguas derretidas en primavera y verano en las grandes capas de hielo reportaron contínuamente la liberación de metano hacia la atmósfera.

“Lo que también es sorprendente es el hecho de que hemos encontrado evidencia inequívoca de un sistema microbiano subglacial generalizado. Aunque sabíamos que los microbios productores de metano probablemente eran importantes en entornos subglaciales, lo importante y extenso que eran en realidad era discutible. Ahora vemos claramente que los microorganismos activos, que viven bajo kilómetros de hielo, no solo sobreviven, sino que también afectan a otras partes del sistema terrestre. Este metano subglacial es esencialmente un biomarcador para la vida en estos hábitats aislados “.

Autor principal, Guillaume Lamarche-Gagnon, de la Escuela de Ciencias Geográficas de Bristol.

La mayoría de los estudios sobre fuentes de metano en el Ártico se centran en el permafrost. Se debe a que estos suelos congelados tienden a contener grandes reservas de carbono orgánico. Los que podrían convertirse en metano cuando se descongelan debido al calentamiento climático.

Este último estudio muestra que las capas de hielo también son fuentes de metano.

Dado que contienen grandes reservas de carbono, agua líquida, microorganismos y muy poco oxígeno. Condiciones ideales para la creación de gas metano.

“Las nuevas tecnologías de sensores que usamos nos dan una ventana a esta parte del entorno glacial que antes no se veía. La medición continua del agua de deshielo nos permite mejorar nuestra comprensión de cómo funcionan estos sistemas fascinantes. Y cómo impactan al resto del planeta “.

Co-investigadora, Dra. Elizabeth Bagshaw, de la Universidad de Cardif.

Con la Antártida en posesión de la mayor masa de hielo en el planeta, los investigadores dicen que sus hallazgos justifican que se centre la atención en el sur.

“Se ha planteado la hipótesis de que hay mayores cantidades de metano debajo de la capa de hielo antártico que en el Ártico. Como hicimos en Groenlandia, es hora de poner números más sólidos en la teoría”.

Agregó el Sr. Lamarche-Gagnon

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*