Plantas pueden generar electricidad para alimentar luces LED

Investigadores han descubierto que las plantas vivas son, literalmente, una fuente de energía "verde". Pueden generar, por una sola hoja, más de 150 voltios. Lo que es suficiente para alimentar simultáneamente 100 bombillas LED.



Plantas generan electricidad
Plantas híbridas. Están hechas de hojas naturales y artificiales. Cuando el viento sopla en la planta y mueve las hojas, el 'árbol híbrido' produce electricidad.

Las fuentes de energía sostenibles, libres de contaminación y amigables con el medio ambiente, son uno de los desafíos clave de la futura sociedad del mundo. El equipo interdisciplinario de roboticistas y biólogos del IIT-Istituto Italiano di Tecnologia en Pontedera (Pisa, Italia) encontró que las plantas vivas pueden ayudar con la electricidad. Fabian Meder, Barbara Mazzolai y sus compañeros de trabajo en IIT descubrieron que las plantas vivas son, literalmente, una fuente de energía “verde”. Pueden convertirse en uno de los suministros de electricidad del futuro. Se integran perfectamente en entornos naturales y son accesibles a todo el mundo. Los investigadores descubrieron que las plantas pueden generar, por una sola hoja, más de 150 voltios. Lo suficiente como para alimentar simultáneamente 100 bombillas LED.

También demostraron que un “árbol híbrido” hecho de hojas naturales y artificiales puede actuar como un generador eléctrico “verde” innovador. Convierte el viento en electricidad.

El equipo de investigación tiene base en el Centro de Micro-Bio Robótica (CMBR) del IIT en Pontedera (Pisa, Italia). Barbara Mazzolai es la coordinadora. El equipo tiene por objetivo realizar una investigación avanzada y desarrollar metodologías innovadoras, tecnologías robóticas y nuevos materiales. Inspirado en el mundo natural. Los enfoques de inspiración biológica pueden ayudar a desarrollar robots y tecnologías más adecuadas para entornos no estructurados. En el año 2012, Barbara Mazzolai coordinó el proyecto financiado por la Unión Europea Plantoid. Dicho proyecto llevó a la realización del primer robot de planta en el mundo. En la última investigación, el equipo estudió las plantas y demostró que las hojas pueden generar electricidad. Cuando las hojas son tocadas por un material distinto o por el viento, son capaces generar energía.

Ciertas estructuras foliares son capaces de convertir las fuerzas mecánicas aplicadas en la superficie de la hoja en energía eléctrica. Se debe a la composición específica que la mayoría de las hojas de plantas proporcionan naturalmente. En detalle, la hoja puede acumular cargas eléctricas en su superficie debido a un proceso llamado electrificación por contacto. Estas cargas se transmiten inmediatamente al tejido interno de la planta. El tejido de la planta actúa de manera similar a un “cable”. Transporta la electricidad generada a otras partes de la planta.

La electricidad generada puede ser cosechada y utilizada para alimentar dispositivos electrónicos. Simplemente conectando un “enchufe” al tallo de las plantas.

Los investigadores de IIT muestran que el voltaje generado por una sola hoja puede llegar a más de 150 voltios. Suficiente para alimentar simultáneamente 100 bombillas LED cada vez que se toca la hoja.

En el artículo, los investigadores también describen por primera vez cómo este efecto se puede usar para convertir el viento en electricidad en las plantas. Modificaron un árbol de adelfa Nerum con hojas artificiales que tocan las hojas naturales de N. adelfa. Cuando el viento sopla en la planta y mueve las hojas, el “árbol híbrido” produce electricidad. La electricidad generada aumenta cuanto más se tocan las hojas. En consecuencia, se puede ampliar fácilmente a escala explotando toda la superficie del follaje de un árbol. O incluso de un bosque.

El estudio es un primer paso esencial para un nuevo proyecto que Barbara Mazzolai coordinará en 2019. El proyecto Growbot, financiado con fondos europeos. El objetivo es realizar robots bioinspirados que implementen movimientos de crecimiento tipo planta. Los robots serán impulsados en parte por la nueva fuente de energía derivada de la planta. Esto demuestra que las plantas pueden convertirse en uno de los suministros de electricidad del futuro, accesibles a todo el mundo.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*