Los científicos crean biobaterías biodegradables basadas en papel



Biobaterías biodegradables de papel
Biobaterías biodegradables de papel

El diseño propuesto es fácil de producir, de bajo costo y flexible. También más eficiente que las baterías en papel propuestas anteriormente.

Las baterías del futuro podrían estar hechas de papel. Investigadores de la Universidad de Binghamton, Universidad Estatal de Nueva York han creado una batería biodegradable basada en papel que es más eficiente que antes.

Durante años, ha habido entusiasmo en la comunidad científica sobre la posibilidad de que las baterías en papel sean una alternativa ecológica. Sin embargo, los diseños propuestos nunca fueron lo suficientemente potentes. Eran difíciles de producir y se cuestionaba si eran realmente biodegradables.

Este nuevo diseño de las biobaterías resuelve todas esas cuestiones.

El profesor asociado Seokheun “Sean” Choi del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación y el profesor Omowunmi Sadik del Departamento de Química trabajaron juntos en el proyecto. Choi llevó a cabo el diseño de la batería de papel. Mientras que Sadik pudo hacer de la batería una biobatería autosuficiente.

“Ha habido un aumento dramático en los desechos electrónicos. Esta puede ser una excelente manera de comenzar a reducir eso”, dijo Choi. “Nuestra biobatería de papel híbrido exhibió una relación potencia / costo mucho más alta que todas las baterías microbianas en papel informadas anteriormente”.

La biobatería utiliza un híbrido de papel y polímeros de ingeniería. Los polímeros – ácido poli (ámico) y poli (dianhídrido piromelítico – p – fenilendiamina) – fueron la clave para dar a las baterías propiedades de biodegradación. El equipo probó la degradación de la batería en agua y se biodegradó claramente. Sin requisitos de instalaciones especiales, condiciones o introducción de otros microorganismos.

Las estructuras de papel de polímero son livianas, de bajo costo y flexibles. Choi dijo que la flexibilidad también proporciona otro beneficio.

“Potenciar la mejora se puede lograr simplemente. Plegando o apilando los dispositivos de polímero de papel híbridos y flexibles”, dijo Choi.

El equipo dijo que producir biobaterías es un proceso bastante sencillo. También el material permite modificaciones según la configuración que se necesite.

El documento de investigación se titula: “Biobaterias verdes: celdas de combustible microbianas híbridas de papel y polímero”. Y se publicó en Advanced Sustainable Systems.

El trabajo fue apoyado por una subvención de la National Science Foundation y se realizó a través del Centro de Investigación en Tecnologías Avanzadas de Detección y Sostenibilidad Ambiental (CREATES).


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*