Alternativas sostenibles a los fertilizantes químicos

La investigación de semillas de plantas proporciona una base para alternativas sostenibles a los fertilizantes químicos



Alternativas sostenibles a los fertilizantes químicos
Alternativas sostenibles a los fertilizantes químicos

Los científicos evaluaron los microbiomas de semillas de dos generaciones de plantas sucesivas por primera vez. Descubrieron que las semillas son un vector importante para la transmisión de endófitos beneficiosos a través de las generaciones.

Esto posibilitaría una base para desarrollar una alternativa sostenible a los insumos químicos, como los fertilizantes y pesticidas

Los avances recientes en tecnologías de secuenciación de próxima generación han permitido a los científicos acceder y evaluar microorganismos de plantas no detectables previamente. Los científicos han sabido por mucho tiempo que varios microorganismos asociados a las plantas contribuyen a la salud y la productividad de las plantas. Pero no pudieron analizarlos en las semillas de las plantas debido a restricciones técnicas. Esto cambia gracias al desarrollo mejorado de los métodos de secuenciación de alto rendimiento. Desde entonces los microbiomas de semillas de plantas se han estudiado cada vez más.

Hay un estudio publicado en Phytobiomes Journal, de acceso totalmente abierto, de un grupo de científicos liderado por Tomislav Cernava. El equipo utilizó esta nueva tecnología y fue el primero en evaluar los microbiomas de semillas de dos generaciones de plantas de tomate. Estas se seleccionaron debido a su importancia para la dieta del ser humano. El equipo identificó y caracterizó comunidades microbianas en diferentes compartimentos del tomate.

La investigación mostró que las semillas endófitas (microorganismos que se encuentran en los tejidos internos de las semillas) tienen distintas composiciones y albergan diferentes bacterias beneficiosas. El equipo también encontró que las semillas de plantas eran un vector importante para la transmisión de microorganismos benéficos a través de generaciones. En particular, encontraron que la semilla es un importante vehículo de bacterias promotoras del crecimiento de las plantas.

Este novedoso descubrimiento tiene un impacto para el diseño del tratamiento de semillas.

“Estos hallazgos proporcionan una base para explorar más a fondo cómo las semillas de plantas pueden equiparse específicamente con microorganismos beneficiosos. Lo que sirve de base para desarrollar una alternativa sostenible a los insumos químicos en la agricultura. Tales como fertilizantes y pesticidas”.

Explica Cernava

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*