«La energía del futuro es el carbón; la nuclear debe ser un complemento»



Ubicación de las centrales nucleares en España

«La energía del futuro es el carbón; la nuclear debe ser un complemento». Energías alternativas, energía nuclear

Ubicación de las centrales nucleares en España

Director general del Instituto de Estudios Aplicados y catedrático de Economía Aplicada, Juan Emilio Iranzo Martín habló ayer de cambio climático y desarrollo sostenible en la Escuela Internacional de Verano de UGT, que se celebra estos días en el Antiguo Instituto. Defensor de la utilización de la energía nuclear, también ofreció algunas recetas contra la crisis económica.

-¿Por qué defiende la utilización de la energía nuclear en la actual coyuntura de crisis?

-Es una defensa como alternativa a los hidrocarburos y complementaria a otras energías. En el caso de España hay, además, una fuerte dependencia energética exterior, con dos problemas importantes: el peso de los hidrocarburos es del 70 por ciento y el 85 por ciento de nuestra energía viene de otros países, zonas muy inestables políticamente. Por tanto, no tenemos garantizado el suministro.

-El presidente Zapatero no oculta sus reticencias al uso de la energía nuclear. ¿Se equivoca?

-Sin duda. Creo que es una visión muy personal del Presidente, porque me consta que en su Gobierno hay otros puntos de vista. La energía nuclear tiene que ser complementaria y, a mi juicio, hay que tomar la decisión de prolongar la vida de la central nuclear de Santa María de Garoña.

-Los residuos nucleares son un grave problema para el que aún no se ha encontrado solución.

-Bueno, sí que hay cosas. Ya se está almacenado en las centrales; España ha desarrollado un contenedor de transporte y almacenamiento de alta actividad; aquí no se procesan los residuos; el volumen de residuos es pequeño y se están depositando en almacenes muy seguros. Y además se está avanzado mucho en la transmutación, donde el problema fundamental es que se necesita mucha demanda para que sea rentable una planta.

-¿No sería más razonable aumentar las inversiones en la investigación sobre la captura de CO2? El carbón es una energía segura y hay grandes reservas.

-No puedo estar más de acuerdo; estoy a favor de utilizar todas las energías. Además, lo que hay en España son hidrocarburos. He escrito que, en mi opinión, la energía del futuro es el carbón: hay recursos estimados para trescientos años y son los que mejor distribución tienen por todo el planeta. Yo no planteo la utilización única de la energía nuclear, sino como complemento.

-¿Cómo afecta a la economía española su elevada dependencia energética?

-La actual crisis económica se debe en parte a razones internacionales, pero nosotros somos más vulnerables porque dependemos más del petróleo y necesitamos, por tanto, más endeudamiento externo. Somos más sensibles al aumento de los precios, que se traduce en más inflación y menos crecimiento. Y hay otra cuestión importante, que nos puede llegar a faltar el suministro.

-¿Estamos, como ha dicho Solbes, ante la crisis más compleja de los últimos años?

-Pues sí. Casi estamos ante la crisis perfecta: crisis de confianza, de financiación, de consumo y de producción. No falta de nada.

-¿Las medidas que está tomando el Gobierno de Zapatero son las correctas?

-En absoluto. Resulta difícil tomar medidas contra la crisis desde políticas de demanda, en las que yo creo poco. De hecho, creo que el reparto de los cuatrocientos euros por contribuyente es un gravísimo error y es injusto. Pero es que ni siquiera se ha incentivado el consumo, que es lo que se buscaba. Lo que debemos hacer es tratar de mejorar nuestro potencial de crecimiento para que la crisis dure menos y podemos salir de ella mejor preparados, como Estados Unidos.

-Sí, pero tienen tipos de interés muy bajos.

-Ahora subirán. Creo, en efecto, que el Banco Central Europeo hizo mal en subir los tipos al 4,25 por ciento, porque así no se incentiva mucho la inversión cuando hay otras dudas.

-¿Qué medidas contra la crisis propone usted?

-Desde el punto de vista fiscal, hay que reducir las cotizaciones sociales; bajar el impuesto de sociedades o flexibilizar el mercado laboral para que las empresas puedan hacer ajustes eficientes.

-¿Esa propuesta no traslada el pago de los platos rotos de la crisis a trabajadores?

-La alternativa es peor, porque cerrarán las empresas y afectará a mayor número de trabajadores.

«La energía del futuro es el carbón; la nuclear debe ser un complemento». Energías alternativas, energía nuclear

Fuente: La Nueva España (www.lne.es)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*