Halcyon, el primer auto eléctrico desarrollado completamente en Mendoza con materiales argentinos



Halcyon, el primer auto eléctrico desarrollado completamente en Mendoza

Halcyon, el primer auto eléctrico desarrollado completamente en Mendoza con materiales argentinos. Tecnología, contaminación ambiental

Halcyon, el primer auto eléctrico desarrollado completamente en Mendoza

Mario Evan Laudike diseñó el Halcyon, un auto eléctrico realizado íntegramente con materiales argentinos. Su versión más económica costará aproximadamente 3 mil dólares, no necesita nafta, no tiene caño de escape, no contamina, es económico y en términos de dinero consume prácticamente lo mismo que un auto a GNC.

Siempre soñé con tener mi propia fábrica de autos y desde chico empecé a dibujar mis propios modelos”, cuenta Mario, un mendocino de 29 años que a los 7 se fue a vivir a Italia, a los 12 logró su primer dibujo técnico de un automóvil diseñado por él y desde hace un año está en Mendoza para encarar su propia empresa automotriz.

Empecé a diseñarlo en el 2001 y en el 2004 logré el primer prototipo, pero tenía muchas fallas. Después de hacer varios modelos finalmente alcancé lo que quería: un coupe súper deportivo, compacto y ecológico”, dice Mario.

El auto eléctrico es un compacto que estéticamente parece un Lamborgini pero es más pequeño que un Fiat 600. Posee un motor eléctrico trifásico de 10 caballos de fuerza alimentado por una batería que se recarga enchufándola a cualquier tomacorriente de nuestra casa.

En el futuro planean lanzar otros modelos con mayores potencias de motor (entre 10 y 120 caballos de fuerza) y autonomía. El más económico tiene una autonomía de 30 kilómetros y una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora, por lo que su uso se limita a la ciudad. Cambiando la batería original (de ciclo profundo) por una más moderna (de litio), su autonomía puede incrementarse hasta los 80 km. La versión más costosa del Halcyon costará 14.700 dólares y alcanza los 200 Km/h.

Este auto ecológico es, según cuenta su creador, “limitado pero perfecto. No tiene levanta vidrios automáticos ni aire acondicionado”. El Halcyon mide 2,62 metros de largo, 1,4 metros de ancho y 95 cm. de alto. Su carrocería es de fibra de vidrio y cuenta con un chasis tubular de acero.

El auto es muy sencillo, minimalista y radical. Es tan liviano (595 kilos) que no es necesario una dirección asistida. El modelo base no tiene más que un velocímetro, un botón de encendido, acelerador, freno y una perilla para la reversa, pero tenemos una gran cantidad de accesorios que pueden ser agregados”, detalló Laudike.

Uno de los principales problemas con lo que puede encontrarse el usuario es la previsión y el cambio de costumbres que hay que producir. “La batería se carga a un 85 por ciento en una hora y la carga completa en 4 horas. Viene con un alargador de 10 metros para poder enchufarlo al tomacorriente, pero evidentemente hay que ser previsor ya que no podemos entrar en una estación de servicio y llenarle el tanque”.

Con ingeniería hemos logrado reducir dos tercios de los costos obteniendo los mismos resultados. El auto tiene espacio para dos personas y cuenta con apertura de puertas tipo alas de gaviota (hacia arriba y adelante)”, dijo este joven emprendedor, quien aseguró que al estar bien proyectado, el auto es más eficiente y liviano, por lo que necesita menos motor para trasladarse.

En cuanto al consumo, este auto eléctrico es muy económico y gasta cifras similares a las de los autos impulsados por GNC. No tiene caja de cambios y su mecánica es sumamente simple.

Trabajé mucho en el diseño web pero mi verdadera pasión son los autos. En junio del 2009 volví a Mendoza y gracias al apoyo de mi padre encaré este proyecto que hoy me ocupa todo el día. El auto es íntegramente artesanal, ecológico y todos los productos que tiene son nacionales y existen en el mercado. Eso nos permitió ahorrar mucho”, contó Mario.

Al ser artesanal, Australys Automóviles tiene una capacidad de producción de sólo un auto por mes. En poco tiempo la empresa tiene previsto ampliar su estructura para alcanzar una producción promedio de 10 autos mensuales. El ensamble se hará por encargo y los compradores podrán agregarle una gran variedad de accesorios.

Para el 2011, la empresa tiene previsto lanzar el modelos Signus, más grande y con más prestaciones y, en 2012, un modelo de alta gama, el Albatros, que costará 15.800 dólares y correrá a 170 kilómetros por hora sin emitir gases contaminantes.

De esta manera la empresa de Mario Laudike se convertiría en la primera fábrica de autos en Mendoza y, a diferencia de otros prototipos que se han realizado en el país que no han sido comercializados formalmente, los autos eléctricos de Australys podrán adquirirse en las concesionarias locales.

Sobre Mario Evan Laudike

Mario nació en Mendoza y es hijo de Juan Carlos, un ingeniero civil que financia el proyecto de de la incipiente automotriz Australys. En el 88 la familia Laudike se mudó a Italia donde este joven fanático de los autos cursó sus estudios primarios, secundarios y universitarios. Es analista de sistemas de la Universidad de Roma y un fanático de los autos deportivos que tuvo la oportunidad de vivir en las tierras de Ferrari y Lamborgini.

Halcyon, el primer auto eléctrico desarrollado completamente en Mendoza con materiales argentinos. Tecnología, contaminación ambiental

Fuente: Diario Uno (www.diariouno.com.ar)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*