El fondo marino se está disolviendo. Y los humanos son los culpables



El fondo marino
El fondo marino

El cambio climático llega hasta el fondo marino.

Las mismas emisiones de gases de efecto invernadero que están causando el cambio del clima del planeta también están causando que el fondo marino se disuelva. Y una nueva investigación ha encontrado que el fondo del océano se está diluyendo. Más rápido en algunos lugares que en otros.

El océano es lo que se conoce como un sumidero de carbono: absorbe el carbono de la atmósfera. Y ese carbono acidifica el agua. En las profundidades del océano, donde la presión es alta, este agua de mar acidificada reacciona con el carbonato de calcio que proviene de criaturas muertas. La reacción neutraliza el carbono, creando bicarbonato.

Por milenios esta reacción ha sido una forma útil de almacenar carbono sin afectar la química de los océanos. Pero a medida que los humanos han quemado combustibles fósiles, más y más carbono ha terminado en el océano. De hecho, según la NASA, alrededor del 48% del exceso de carbono que los humanos han bombeado a la atmósfera ha sido encerrado en los océanos.

Pero, ¿qué implica el carbono en los océanos?

Todo ese carbono significa océanos más ácidos, implicando una disolución más rápida del carbonato de calcio en el fondo marino. Para descubrir qué tan rápido la humanidad está quemando el suministro de carbonato de calcio del fondo oceánico, los investigadores dirigidos por Robert Key, científico atmosférico y oceánico de la Universidad de Princeton, estimaron la tasa de disolución probable en todo el mundo, utilizando datos de la corriente de agua, mediciones de carbonato de calcio en sedimentos del fondo marino y Métricas clave como la salinidad del océano y la temperatura. Compararon la tasa con eso antes de la revolución industrial.

Sus resultados se publicaron el 29 de octubre en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias. Fueron una mezcla de buenas y malas noticias. La buena noticia fue que la mayoría de las áreas de los océanos todavía no mostraron una diferencia dramática en la velocidad de disolución del carbonato de calcio antes y después de la revolución industrial. Sin embargo, hay múltiples puntos calientes donde las emisiones de carbono hechas por el hombre están haciendo una gran diferencia. Y esas regiones pueden ser “los canarios en la mina de carbón”.

¿Cuáles son esos hotspot (puntos calientes)?

El hotspot más grande fue el Atlántico norte occidental. Allí el carbono antropogénico es responsable de entre el 40 y el 100% de la disolución del carbonato de calcio. Los investigadores escribieron que había otros pequeños hotspots, en el Océano Índico y en el Atlántico Sur. Donde generosos depósitos de carbono y las rápidas corrientes del fondo aceleran la velocidad de disolución.

El Atlántico norte occidental es donde la capa oceánica sin carbonato de calcio ha aumentado 300 metros. Esta profundidad, llamada profundidad de compensación de calcita, se produce cuando el esparcimiento de carbonato de calcio de los animales muertos es esencialmente anulado por la acidez del océano. Debajo de esta línea, no hay acumulación de carbonato de calcio.

La Era del Antropoceno

El aumento en la profundidad indica que ahora hay más carbono en el océano. Entonces las reacciones de disolución están ocurriendo más rápidamente y a profundidades menores. Esta línea se ha movidoarriba y abajo durante milenios con variaciones naturales en la composición atmosférica de la Tierra. Los científicos aún no saben qué significará esta alteración en las profundidades marinas para las criaturas que viven allí, según Earther. Pero los futuros geólogos podrán ver el cambio climático provocado por el hombre en las rocas que finalmente forman el fondo marino actual. Algunos investigadores actuales ya llamaron a esta era el Antropoceno. Definiéndolo como el punto en el cual las actividades humanas comenzaron a dominar el medio ambiente.

“La quema química de sedimentos ricos en carbonatos previamente depositados ya comenzó. Y se intensificará y se extenderá sobre vastas áreas del fondo marino durante las próximas décadas y siglos, alterando así el registro geológico de las profundidades marinas”. Escribieron Key y sus colegas. “El ambiente bentónico [inferior] de las profundidades marinas, que cubre alrededor del 60% de nuestro planeta, ha ingresado al Antropoceno”.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*