Proyecto explora la convivencia y la autosostenibilidad habitacional en altura



El arquitecto Cristián Ferrera, titular de ©CFARCH (Buenos Aires, Argentina), ha compartido con nosotros su proyecto “Sinfonía Natural”, seleccionado recientemente en la BIA-AR Bienal Internacional de Arquitectura de Argentina, para ser expuesto y publicado en Noviembre de este año.

La propuesta se compone de un conjunto de viviendas suspendidas, investigando nuevos modos de convivencia urbana y conceptos de autosostenibilidad.

El conjunto de viviendas en altura, es un ensayo conceptual que tiene como finalidad investigar criterios de habitabilidad y de autosostenibilidad en la arquitectura. El conjunto está entendido bajo el criterio de agrupación de diferentes modos de convivencias, a saber: prototipo de familia tipo, 4 personas; prototipo para jóvenes, 1, 2 y 3 personas.

Las unidades habitacionales se ubican concentrándose en la proximidad de los núcleos verticales de circulación (escaleras/ascensores), dispersándose progresivamente hacia los sectores libres, dentro de la trama rectangular del predio.

Esta desintegración progresiva entre las unidades habitacionales originan espacios de usos comunes entre ellas, teniendo como objetivo, como lo indica el término, contribuir a las relaciones entre vecinos en contacto con el ámbito natural (parquización).

El proyecto se centra dentro de un gran prisma virtual, teniendo como fachada principal los accesos al predio, junto a los núcleos de circulación vertical y la conformación de las unidades, desde planta baja hasta las cubiertas, llegando así a una altura de 9 niveles.

En los sectores laterales al predio se ubican las células generadoras de energía eólica, gracias a un sistema que responde a las vibraciones por rozamiento del viento que pasan a través de conductos tubulares. Este sistema de células no solo responde a un uso técnico sino también define el límite de predio, y a su vez aportando al hecho estético, tanto por sus relaciones morfológicas como así también contribuyendo con notas acústicas naturales.

Los volúmenes de las unidades se ubican en relación a la posición del sistema estructural (reticulado de acero), los cuales se disponen paralelamente a los límites del predio (Este/Oeste).

La propuesta investiga también, en los casos de las unidades más dispersas a los núcleos verticales de circulación, las vivencias del habitar en la altura en 4 dimensiones. Las unidades habitacionales se sustentan solamente del sistema de reticulado estructural, dando una apariencia de suspensión aérea.

Las vinculaciones entre las unidades son dadas por diferentes pasajes construidos de losetas de hormigón alivianado, los cuales se ubican estratégicamente para una correcta accesibilidad. En la mayoría de los casos, los espacios interiores de las unidades están pensados para dar múltiples opciones de uso, gracias a  la ubicación de muros-tabiques móviles.

En las cubiertas principales del sistema habitacional, se ubican paneles de células fotovoltaicas, lo cual sumado al sistema de generación eólica en los planos laterales, proporcionan un 50% del uso energético del sistema de viviendas en general. También las inclinaciones de las cubiertas tienen la intención de recolectar el agua de lluvia para la reutilización en servicios (limpieza/ riego, etc.) de los espacios comunes.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*