El suelo de la tierra está hiperventilado gracias al cambio climático

La respiración del suelo
La respiración del suelo

Sabes que hace calor cuando incluso el suelo está hiperventilando.

Según un nuevo estudio publicado en la revista Nature, hay aproximadamente el doble de dióxido de carbono (CO2) almacenado en el suelo de la Tierra. Así como flotando alrededor de la atmósfera. Y, durante las últimas décadas, ese gas de efecto invernadero subterráneo se ha estado filtrando a un ritmo significativamente mayor.

Un equipo de científicos del suelo hizo un descubrimiento. Se basó en más de 2,000 fuentes de datos climáticos tomados de los ecosistemas de todo el mundo. La tasa de CO2 liberado del suelo de la Tierra ha aumentado globalmente en aproximadamente 1.2 por ciento en solo 25 años. De eso se puede culpar a los microbios hambrientos.

“Estamos hablando de una gran cantidad de carbono”. Dijo en un comunicado la coautora del estudio, Vanessa Bailey. Es una científica de suelos del Laboratorio Nacional Pacific Northwest en el estado de Washington. “Los microbios ejercen una influencia descomunal en el mundo que es muy difícil de medir a una escala tan grande”.

La respiración de la Tierra

La tierra no respira en realidad no respira, por supuesto. Pero se ve de esa manera cuando pequeños organismos subterráneos ayudan a liberar el CO2 almacenado en las raíces de las plantas, hojas muertas y otros detritos naturales. Los microbios hambrientos se alimentan del sabroso carbono almacenado en esta materia vegetal. Lluego liberan dióxido de carbono como un subproducto natural de esta alimentación. Es igual a como lo haces cuando exhalas después de una respiración profunda.

Este proceso se conoce como “respiración del suelo” y es un complemento importante de la fotosíntesis. Que es el proceso mediante el cual las plantas convierten el CO2, el agua y la luz en energía. Esto ayuda a mantener los ecosistemas de todo el mundo funcionando sin problemas.

Los microbios y el suelo hiperventilado

Pero los investigadores han descubierto algo hace poco. A medida que aumentan las temperaturas globales, los microbios en el suelo han estado liberando CO2 más rápido de lo que las plantas pueden recuperarlo nuevamente. Estudios previos han indicado que las raíces de los árboles y ciertos microbios respiran con mayor frecuencia a temperaturas más altas. Hasta cierto punto, cuando el calor intenso hace que los organismos dejen de funcionar por completo. Pero los efectos exactos de ese aumento en la respiración nunca se habían estudiado a escala global hasta ahora.

Se intentó comprender mejor los vínculos potenciales entre el aumento de las temperaturas globales y la respiración del suelo. Para ello un equipo de investigadores examinó los datos de dos enormes encuestas mundiales sobre la naturaleza. Global Soil Respiration Database y FLUXNET, que colectivamente extraen suelo, temperatura, precipitaciones y otros datos de una red de más de 2.000 fuentes en varios ecosistemas.

Los datos mostraron que la tasa de respiración global del suelo había aumentado en aproximadamente 1.2%. Esto en el período de 25 años entre 1990 y 2014. La mayor parte de ese crecimiento se debió a una mayor acción microbiana; las pequeñas criaturas en el suelo de la Tierra están liberando más y más gases de efecto invernadero de la superficie de nuestro planeta.

La tierra jadeante

Un aumento del 1,2 por ciento podría no parecer significativo en su aspecto. Pero los investigadores dejaron en claro que incluso un cambio modesto como este representa un cambio en el ecosistema “masivo” durante un tiempo relativamente corto. Es difícil estimar los efectos completos de este jadeo microbiano. Pero es posible que todo ese CO2 adicional alimente un ciclo de auto-intensificación del calentamiento atmosférico y la respiración del suelo en los años venideros.

“Los cambios en el suelo pueden contribuir potencialmente a temperaturas aún más altas debido a un ciclo de retroalimentación. Se da dependiendo en cómo otros componentes del ciclo del carbono puedan responder debido al calentamiento climático. Los suelos de todo el mundo están respondiendo a un clima cálido. Lo que a su vez puede convertir más carbono en dióxido de carbono que ingresa a la atmósfera.

El estudio tiene varias limitaciones, anotaron los autores. Los datos examinados provienen principalmente de estudios del Hemisferio Norte. También incluyeron solo estudios dispersos de las altas latitudes árticas y los trópicos. No representan una imagen completa del suelo del planeta. También es muy difícil determinar la causa y el efecto en cualquier estudio observacional como este, escribieron los autores. En consecuencia se requiere un mayor análisis de los ecosistemas en todo el mundo.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*