¿Qué significa que Irma sea un huracán categoría 5?



El huracán Irma es ahora un huracán categoría 5
El huracán Irma es ahora un huracán categoría 5

¿Qué es un huracán categoría 5?¿Cómo se miden las categorías de los huracanes?

El huracán Irma, una tormenta feroz que se formó en el Océano Atlántico y actualmente está tocando hacia Puerto Rico, fue clasificado como un huracán categoría 5.

Con velocidades máximas de viento sostenidas de 185 mph (casi 300 km / h), el huracán categoría 5 es ahora el huracán más fuerte jamás registrado en el Océano Atlántico, sin incluir la cuenca del Caribe o el Golfo de México, según las operaciones atlánticas del Centro Nacional de Huracanes. Si bien todavía es demasiado pronto para decir si la tormenta monstruosa llegará a tierra firme en los Estados Unidos o si mantendrá su fuerza destructiva, su impresionante velocidad de viento ha ganado a Irma un lugar en las filas con otras súper tormentas de categoría 5 como Katrina , Andrew, Rita y Mitch.

Pero, ¿cómo se clasifican exactamente los huracanes y cómo corresponden las categorías al poder destructivo de una tormenta?

Resulta que la escala, que fue inventada en la década de 1960, puede no tener en cuenta otros factores destructivos que tienen más impacto en la vida de las personas, dijeron expertos.

“Hay peligros, como la lluvia y las mareas de tormenta, que no son capturadas por estas escalas, y los vientos máximos sostenidos sólo se sienten en la pared del ojo, la pequeña área que rodea el ojo”, dijo Neal Dorst, meteorólogo del Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico, parte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). “La mayoría de las personas que experimentan un ciclón terrestre no experimentan el pico [de los vientos]”.

La Escala Saffir-Simpson

El sistema actual que se utiliza para clasificar los huracanes se denomina escala Saffir-Simpson. Fue creado en 1965 por Herbert Saffir, ingeniero civil asistente del condado de Miami-Dade en Florida. Es un método para evaluar el daño del viento causado por las tormentas. El Centro de las Naciones Unidas para la Construcción había pedido una evaluación de los daños causados por las tormentas en relación con la velocidad del viento, con el fin de hacer recomendaciones para elaborar directrices en las zonas afectadas por tormentas, dijo Dorst. Saffir miró las velocidades del viento para diferentes huracanes. Luego visitó las áreas dañadas y evaluó cómo el daño correspondía a la velocidad del viento, dijo Dorst.

Originalmente, las cinco categorías que nombró fueron espaciadas uniformemente por la velocidad del viento.

En 1968, el amigo de Saffir, Robert Simpson, director del Centro Nacional de Huracanes (NHC), estaba buscando una forma de ayudar a los planificadores de emergencias y desastres a responder a las amenazas de los huracanes, y utilizó la escala en forma ligeramente modificada. . La escala modificada fue adoptada oficialmente en 1972 y fue denominada Escala Potencial de Daño de Viento Saffir-Simpson.

Cada categoría corresponde aproximadamente al daño que podría producir la velocidad del viento correspondiente. Originalmente, la escala incluía la presión central de la tormenta, pero que no correspondía perfectamente a la velocidad máxima sostenida del viento. Por lo que la medida fue eliminada, dijo Dorst.

Huracán Categoría 1

  • Vientos sostenidos de  74 a 95 mph
  • Daño potencial: mínimo, con algunas rajaduras de techos, daños en las canaletas, ramas de árboles rotas y árboles con raíces poco profundas derribados.

Huracán Categoría 2

  • Vientos sostenidos de  96 a 110 mph
  • Daño potencial: moderado, con daños importantes en el techo y en el revestimiento; los árboles caídos podrían bloquear las carreteras; pérdida de energía posible de días a semanas.

Huracán Categoría 3

  • Vientos sostenidos de  111 a 129 mph
  • Daño potencial: devastadores, con daños en paredes y cubiertas de madera, muchos más árboles caídos y apagones prolongados.

Huracán Categoría 4

  • Vientos sostenidos de  130 a 156 mph
  • Daño potencial: daño catastrófico; los techos y las paredes exteriores serán destruidos; los árboles se romperán; apagones por semanas o meses. Gran área inhabitable durante semanas o meses.

Huracán Categoría 5

  • Vientos sostenidos de  157 mph o más
  • Daño potencial: gran cantidad de casas de maderas serán destruida; cortes de energía durante semanas o meses, y enormes franjas inhabitables para el mismo período

Fuente: Centro Nacional de Huracanes de NOAA

Para medir la velocidad del viento, los pilotos del NOAA literalmente vuelan en los huracanes y sueltan un tubo conectado a un paracaídas – llamado un dropsonde – directamente en la tormenta. Esto determinará no sólo la velocidad del viento, sino también cosas como la presión, la humedad y la dirección del viento, de acuerdo con la Asociación de Cazadores de Huracanes. Que es la asociación del 53º Escuadrón de Reconocimiento Meteorológico, perteneciente al Departamento de Defensa.

 


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*