Thwaites y una investigación sobre el aumento del nivel del mar



El glaciar Thwaites desemboca en Pine Island Bay, en la Antártida Occidental.
El glaciar Thwaites desemboca en Pine Island Bay, en la Antártida Occidental.

Los mares están subiendo. Pero, ¿cuán grave es la situación?

Esa es la pregunta que un gran equipo de científicos internacionales espera responder a medida que se prepara para lanzar un importante estudio sobre uno de los principales culpables del aumento del nivel del mar. El glaciar Thwaites.

Más de 100 científicos de EE. UU., Reino Unido y otros países comenzarán un estudio de $ 27.5 millones del glaciar, que se encuentra en la Antártida Occidental, según un informe en The Guardian. Thwaites, es uno de los pequeños cúmulos de glaciares que actúan como corchos. De este modo retiene las enormes masas de hielo de la capa de hielo de la Antártida Occidental. Y, al igual que sus primos, el derretimiento de Thwaites se ha acelerado rápidamente en los últimos años.

Según The Guardian, el hielo de Thwaites que fluye hacia el océano representó aproximadamente el 4 por ciento del aumento total del nivel del mar en los últimos años. Es el doble de su contribución de mediados de la década de 1990. Esa es una cantidad significativa de agua que sale de un glaciar. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica informa que, a nivel mundial, el nivel del mar ha aumentado alrededor de 2,6 pulgadas (6,6 centímetros) por encima del promedio de 1993. Y sigue aumentando en aproximadamente un octavo de pulgada (3,2 milímetros) por año. Estudiar Thwaites, esperan los científicos, podría ayudarlos a descubrir cuánto peor va a ser la situación.

Glaciares como Thwaites son muy relevantes respecto al nivel del mar. Por una simple razón: son grandes masas de hielo sin salida al mar que retienen incluso masas de hielo más grandes, evitando que se deslicen hacia el mar.

El hielo sin contacto mar cambia el nivel. Porque cuando se derrite, introduce agua nueva en el océano. Y no es probable que esta agua salga del océano en el corto plazo. El hielo marino, por otro lado, como la capa de hielo en el Ártico, puede tener importantes efectos sobre el clima cuando se derrite. Pero es fundamentalmente agua que ya está en el océano. Ya sea líquido o sólido no afecta directamente el nivel del mar en todo el mundo.

Pero Thwaites y su tipo son los principales alimentadores de masa de agua que impulsa el aumento del nivel del mar. Y a medida que los científicos han estudiado estas masas de hielo, solo han descubierto más signos de cuán mala es la situación. Y qué tan grave podría ser. En 2013, por ejemplo, los científicos encontraron “cursos de agua pantanosos” debajo de Thwaites. Estos despojan su masa de hielo y la lubrican contra el suelo, acelerando su carrera hacia el mar.

El nuevo proyecto pretende comprender la situación en Thwaites conun mayor detalle como nunca antes. Y ofrecer un vistazo más profundo a nuestro futuro climático colectivo.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*