El Fracking, qué es la fracturación hidráulica y porque produce contaminación ambiental y daños a la salud humana



El Fracking, qué es la fracturación hidráulica

El Fracking, qué es la fracturación hidráulica y porque produce contaminación ambiental y daños a la salud humana. Contaminación ambiental, calentamiento global

La técnica de fracturación hidráulica para extraer gas no convencional (más conocida como Fracking, en ingles antiguo), se aplica para extraer gas natural causando la fractura de la roca madre. Mediante un proceso de perforación denominado mixto, se obtiene el gas atrapado en ella. Durante la primera etapa se perfora hasta 5000 metros en  la vertical, para luego perforar entre 2 a 5 kilómetros en dirección horizontal.  Una vez hecho esto se inyecta agua con arena  al 98%, más un 2% de aditivos químicos a presión elevada. Como de esta manera la roca se fractura, el gas queda liberado y asciende a la superficie atravesando el pozo. Este procedimiento se repite a lo largo de la veta de roca rica en gas. Paralelamente  entre el 15 y 85 % de la solución inyectada, retorna a la superficie.

Este proceso extractivo poco convencional es implementado por aquellos países que consumen grandes cantidades del combustible no renovables, para en parte cubrir la demanda de manera local, pero sin admitir que su práctica a través de los años trajo importantes complicaciones asociadas, que afectan en primer lugar a todo el ecosistema y en consecuencia  entre sus elementos, al hombre.

Entre los efectos dañinos del fracking conocidos, podemos enumerar la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, la contaminación del aire, diferentes daños a la salud humana. Alteraciones del paisaje y del terreno con posible riesgo sísmico, así como la contaminación del suelo al cerrarse los pozos.

Yendo más en detalle, los fluidos tóxicos residuales de la fracturación suelen verterse en contenedores mal construidos, sin aislantes, infiltrándose entonces en acuíferos y diferentes cuerpos de agua. La mayoría de los fluidos utilizados en el proceso, se asientan en las napas más profundas y no son biodegradables. Por su parte el gas metano concentrado produce gases venenosos y el agua que se bombea de los acuíferos para uso doméstico, resulta también contaminada. Y en definitiva la mayoría de estos productos (líquidos o gaseosos) son potentes agentes cancerígenos.

El Fracking es todo lo opuesto a lo que el uso de energías limpias y renovables se refiere. En él no existe sustentabilidad ni sostenibilidad, sino solo se prioriza  el abastecerse del combustible y no reparar en las consecuencias a mediano plazo. De esto se trata esta técnica y he aquí sus consecuencias. ¿No te parece que es momento de cuestionarlo? ¿No debiéramos tratar de que esta práctica deje de diseminarse y se detenga?


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*