El cambio climático y Obama



Al Gore apoya las políticas referidas al cambio climático del Presidente electo Barak Obama

El cambio climático y Obama. Calentamiento global, medio ambiente, crisis energética

Al Gore apoya las políticas referidas al cambio climático del Presidente electo Barak Obama

La gestión del presidente electo Barack Obama tendrá que enfrentar grandes responsabilidades, especialmente luego de las expectativas enormes que, después de ocho años, ha generado EE.UU. Una de ellas es en relación con el calentamiento global.

El presidente Clinton firmó el tratado de Kyoto en 1998 pero no lo sometió al Senado para ratificación; el presidente Bush, por su parte, determinó en 2001que su país no sería parte de Kyoto.

La crisis financiera, la postura de EE.UU. tras el triunfo de Obama y las negociaciones de la Unión Europea en materia de energía marcaron la reunión técnica de la era post-Kyoto.

Ahora, en la Cumbre de la ONU, se han diseñado los pasos para elaborar la continuación de este importante protocolo.

El artículo 31 impone reducciones a las emisiones de Estados Unidos, un 7% por debajo de las de 1990 y todo esto en los próximos cuatro años.

Estas reducciones se pueden lograr si se disminuye la emisión de los gases de invernadero o por incremento de resumideros de esos gases, por ejemplo la restauración de los bosques.

Las emisiones del territorio estadounidense aumentaron consistentemente en la década desde la firma de Kyoto y seguirán haciéndolo.

De hecho, firmar Kyoto ahora implica reducir en cuatro años  las emisiones actuales.

Aún así, las opciones americanas son interesantes porque no se hizo nada en esa década, Barak Obama ya ha declarado que quiere reducir dichas emisiones para 2020, a los niveles de 1990 y se ha fijado otro objetivo: la disminución de un 50% para el 2050.

“Es muy positivo que el presidente electo considere las negociaciones climáticas como prioritarias, que quiera aumentar la eficiencia energética, incentivar las energías limpias y desarrollar un sistema de venta de derechos de emisión como en la Unión Europea”, ha declarado  Ban Ki-moon, secretario general de la ONU.

Los resultados de la  conferencia de Poznan, en Polonia, trazó las pautas para preparar la cumbre mundial de Copenhague (Dinamarca) en diciembre de 2009, en la que participarán los líderes de 190 naciones y tomará parte por primera vez el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama.

En la capital danesa se espera adoptar un nuevo acuerdo que sustituya el Protocolo de Kyoto para el período posterior al 2012.

Con Barack Obama, EE.UU. asumirá el liderazgo en la protección del clima mundial. “EE.UU. dejará de ser el freno para convertirse en la locomotora”, dijo el ministro alemán del medio ambiente, Sigmar Gabriel.

Motivos para estar optimistas

Hay motivos de optimismo, según Teresa Ribera, secretaria de Estado para el Cambio Climático.

“Y eso, que no es precisamente un momento boyante en lo económico para invertir en esfuerzos tecnológicos y energías renovables.

La crisis puede adelantar la modificación del modelo energético e industrial”, afirmó.

Hay otra causa para el optimismo: Barack Obama. Aunque la delegación de EE.UU. en la Cumbre de Poznan estuvo bajo la dirección de Paula Dobriansky, que ha obstruido todos  los acuerdos en consonancia con la política del ya casi ex presidente Bush, todos los delegados de Obama  acudieron en su equipo y poco a poco lograrán cambiar su reputación.

Ahora comienza el reto

Hace un año, la Cumbre de la ONU en  Bali dio hasta diciembre de 2009 para renovar el protocolo de Kyoto, que expira en 2012. Ese texto obligaba a los países industrializados a reducir un 5% su emisión de gases de efecto invernadero.

Tras ese periodo comienza el verdadero reto

Los países ricos deben reducir sus emisiones entre un 25% y un 40% en 2020 respecto a 1990 y los emergentes deberían limitarlas entre un 15% y un 30% respecto a la tendencia actual.

Gabriel espera que Estados Unidos asuma un papel de liderazgo.

“Esto influirá de forma decisiva en las negociaciones sobre el medio”.

El cambio climático y Obama. Calentamiento global, medio ambiente, crisis energética

Fuente: El Caribe (www.elcaribecdn.com)


1 comentario en El cambio climático y Obama

  1. .Nuevos combustibles.Energias limpias.Vehículos que funcionan con agua. Obteniendo importante disminución de la contaminación ambiental generada por la combustión de los motores (de un 70 a un 85%) y ahorro de combustible de 10 a 25%. El sistema fue declarado de Interés Municipal por la Municipalidad de la ciudad de Roque Pérez, de Interés Provincial por la Provincia de Buenos Aires y de Interés Nacional. Más de 130.000 vehículos equipados avalan el sistema de hidroinyección Fioramonti. Casa central: Ciudad de Roque Pérez;Provincia de Buenos Aires;Argentina
    http://www.vehiculosecologicos.com.ar
    Muchas gracias

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*