Crean un sistema modular de barreras para descontaminar y restaurar los océanos



Plataforma para filtrar los océanos

Crear una plataforma de dialización oceánica que descontamine el agua de los océanos, parece, además de una idea descabellada, algo imposible de lograr. El arquitecto chileno Cristian Ehrmantraut ha desarrollado un proyecto que se constituye como un prototipo de plataforma flotante que filtra el océano absorbiendo el plástico. Ubicada a 4 kilómetros de las costas de la Isla de Pascua, Chile, la plataforma tetraédrica de dialización permitiría recuperar el medio ambiente natural además de producir su propia energía y alimento.

La razón fundamental del proyecto nace a partir de la intención de comenzar a crear conciencia y una cultura de lo desechable, y como principal actor, el plástico.

Hoy en día existen seis mega-vórtices de plástico flotantes, cinco entre continentes y un sexto cerca del ártico, siendo el más grande el del Pacífico Norte, con un tamaño similar al de Brasil (8.5 millones de km²), con un espesor de 10 metros.

En el centro del vórtice del Pacífico Sur se encuentra Rapa Nui. Toneladas de micro-basura plástica llega en cada ola, lo que la convierte en un lugar estratégico para comenzar la limpieza global de océanos.

El esfuerzo por detener esta situación incluye a la arquitectura, que no sólo va a tener que ser de ahora en adelante energéticamente sustentable, sino que por sobre todo, debe tener la cualidad de limpiar.

En este marco, el proyecto se constituye como un prototipo de plataforma flotante que filtra el océano absorbiendo el plástico, situado a 4 km frente a las costas de la isla, protegiéndola de este incesable ataque.

Plataforma para filtrar los océanos

Para capturar el plástico y atraerlo a la plataforma se diseñó un sistema modular de barreras ondulantes, que utilizan el oleaje para separar lo vivo de lo inerte al mismo tiempo que produce energía, éstas pueden replicarse por la longitud que se necesite, ya que deja el libre paso de peces, embarcaciones, etc., y así necesitar sólo una plataforma cada varios kilómetros lineales, esto principalmente debido a los colosales tamaños de las corrientes oceánicas.

Plataforma flotante descontaminante

El océano es dinámico, se mueve, por lo que no es necesario que la plataforma lo haga, esto significa que eventualmente, toda el agua va a pasar por la misma zona, por lo que la disposición de una serie de plataformas funcionando sistemáticamente y abarcando cientos de kilómetros lineales, sería una buena manera de comenzar a arreglar el desastre que todos hemos hecho.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*