¿Qué tan calientes se pondrán las ciudades en 2100?



Ciudades más calientes en el próximo siglo
Ciudades más calientes en el próximo siglo

Los veranos alrededor del mundo ya están más calientes de lo que solían ser, y van a calentarse dramáticamente hacia el final del siglo si la contaminación del carbón sigue aumentando. Ese problema se sentirá más agudamente en las ciudades.

El crecimiento rápido de población en mundo, junto con el efecto de isla de calor urbano, que pueden hacer ciudades hasta 7,8 ° C más calientes que sus contrapartes rurales y frondosas, se suman en una receta para el calor peligroso y potencialmente letal.

En la actualidad, alrededor del 54 por ciento de la población mundial vive en ciudades, y para 2050 se espera que la población urbana crezca en 2.500 millones de personas. A medida que esas ciudades se ponen más calientes, los patrones climáticos pueden cambiar y hacer que el calor extremo sea aún más común. Esto a su vez pondrá en peligro la salud pública y la economía.

Para ilustrar el calor futuro de las ciudades y las opciones que enfrentan, Climate Central creó el siguiente interactivo. Muestra una comparación del promedio de temperaturas altas de verano en el futuro de cada ciudad en contraste con otras ciudades más cálidas en la actualidad. En algunos casos, el cambio las coloca en una zona de temperatura completamente nueva.

Bajo el escenario de alta contaminación, la actual afable Ottawa en Canadá, podría tener el clima tropical de la ciudad de Belice en 2100. El Kabul montañoso de Afganistán podría sentirse como la costera Colombo de la India. El Cairo ya caliente de Egipto podría sentirse como su estrecho y sofocante vecino Abu Dhabi.

La temperatura promedio de la tierra proyecta una suba de 4,8 ° C, pero debido a los caprichos de la geografía, algunas ciudades se calentarán mucho más. Sofía, Bulgaria tiene el mayor cambio de temperatura en general, con temperaturas que se elevan casi 8,4 ° C en 2100. Eso haría sus veranos parecidos a los de Port Said, Egipto.

Una docena de ciudades se calentarán tanto, que sus veranos no tendrán ningún análogo actualmente en la Tierra. En Jartum Sudán, la temperatura media de verano e proyecta a dispararse a 44.1 ° C si la contaminación del carbón continúa sin control. Ese cambio subraya que a menos que la contaminación del carbono sea frenada, el planeta podría dirigirse hacia un estado que los humanos nunca han experimentado.

Sin embargo la reducción de las emisiones de carbono no implican la detención del aumento de las temperaturas en las ciudades (y en todas partes). En Jartum, los recortes moderados significan que el promedio de verano de la ciudad se proyecta que llegue a 41.6 ° C, todavía un nivel alto de calor (tan caliente como Riyadh, Arabia Saudita para ser exactos), pero al menos se trata de una temperatura del planeta actual.

Lidiar con menos calor extremo hace que la adaptación sea más fácil y menos costosa, y dada esa opción, tal vez no es ninguna sorpresa que las ciudades estén liderando la carga sobre el cambio climático. Se enfrentan a los peores impactos de calor extremo y son el hogar de miles de millones. Es por eso que miles de alcaldes de todo el mundo se han unido y se han comprometido a reducir sus emisiones. Eso incluye a multitudes de ciudades de los Estados Unidos que se comprometen a cumplir los objetivos del Acuerdo de París después de que el Presidente Trump anunciara que retiraba a los Estados Unidos del pacto, e incluso movimientos más ambiciosos como el compromiso de Oslo de cero en sus emisiones para 2030.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*