Productores buscan financiamiento para la producción de etanol




Cuando restan pocos días para que concluya en el país una zafra azucarera que deja magros resultados frente a la expectativa de supercampaña que existía, los industriales del sector se encuentran diseñando la estrategia que desarrollarán para enfrentar el nuevo negocio que se abre con la introducción del etanol en el mercado de los combustibles.

En el Centro Azucarero Regional de Tucumán, el tema dominante es el desarrollo del mercado de biocombustibles. En el marco de la introducción del etanol de caña en los beneficios de la ley de Biocombustibles que se encuentra en debate parlamentario, los empresarios tucumanos encararon un inventario para verificar la capacidad instalada y el estado de las destilerías.

Ocurre que si bien la mayor parte de los ingenios participaron en la producción de alcohol anhidro durante el desarrollo del Plan Alconafta, actualmente este sector se encuentra desmantelado y requieren aportes financieros.

En el país, el 90% del alcohol buen gusto o 96º que se produce es aportado por el sector azucarero, pero para lograr el alcohol anhidro se debe aumentar la destilación y llevarlo a 98º. En este esquema sólo una destilería se encuentra operativa y pertenece a Covemat, firma del empresario azucarero Jorge Rocchia Ferro (ingenios Aguilares y La Florida).

A fin de que el parque industrial se encuentre operativo y el sector pueda cumplir con el aporte de etanol previsto en la ley de biocombustibles, el sector debe enfrentar una inversión global de unos 150 millones de dólares (de los cuales el 60% les tocará a los ingenios tucumanos).

Actualmente en Tucumán se registran compras de maquinaria y calderas por 50 millones de dólares, pero para encarar las remodelaciones de destilerías y las relacionadas con disminuir el impacto ambiental se encuentran buscando el financiamiento adecuado en el sector bancario, entre ellos en el Banco de la Nación.

La Argentina elaboró en 2006 alrededor de 187 millones de litros de alcohol de caña, de los cuales la mitad se exporta y el resto se vende al mercado interno para diversos usos (farmacéuticos, de bebidas, etcétera). Para este año, se preveía una producción de 220 millones de litros de alcohol en el país, pero las heladas afectaron el cañaveral y al disminuir la disponibilidad de caña un 18% frente a esa campaña generará una baja similar en la producción de alcohol.

“La actividad azucarera está en condiciones de proporcionar los 210 millones de litros de alcohol anuales que harían falta para adicionar a las naftas”, señaló a la prensa el industrial azucarero Jorge Rocchia Ferro, el único productor de alconafta en la Argentina, que el año pasado inauguró una nueva destilería que le permite producir 350.000 litros diarios de alcohol. “Lo importante es que toda la actividad azucarera tiene las plantas que hacen falta para la producción de alcohol”, remarcó.

Aunque el etanol tendría como destino fundamental cumplir con el corte obligatorio de por lo menos al 5% a partir de 2010, el contexto internacional marca las tendencias en los precios y estos vienen mostrando un descenso del 30% en lo que va del año.
El consumo de etanol en el mundo sería de 3,5% del mercado de naftas en 2007 y alcanzaría una participación del 5,9% en 2015, impulsado por los altos valores que está registrando el petróleo, aseguró el martes último Christoph Berg, director ejecutivo de F.O. Licht, durante una conferencia ofrecida en Amsterdam.

La previsión es que, con la tecnología empleada en la actualidad, la participación llegue al 6,3% en el año 2020. El avance del biocombustible, indicó Berg, también se beneficiará por el aporte realizado por materias primas más económicas, tales como la caña de azúcar.
“El etanol no va a ser un sustituto de la nafta, sino que permitirá ampliar el mercado de naftas”, aseguró Berg, en referencia a que el corte de gasoil con el biocombustible asegurará una extensión temporal de la oferta de hidrocarburos (un producto no renovable).

Fuente: El Tribuno de Salta (www.eltribunosalta.com.ar)


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*