¿Por qué los biocombustibles no son una alternativa verde a los combustibles fósiles? Entérate



Al abordar la problemática del consumo sostenible, nos encontramos con un montón de aristas y perspectivas que no hacen más que alertar acerca de la necesidad de cuidar el medio ambiente. En el presente escrito, vamos a ocuparnos de una dimensión urgente que se relaciona con la noción de consumo sostenible y nos plantea un alto nivel de compromiso en tanto ciudadanos: ¿Por qué los biocombustibles no son una alternativa verde a los combustibles fósiles?

Aunque se ha considerado en un primer momento a los biocombustibles  como una alternativa verde a los combustibles fósiles –y por consiguiente, beneficiosos en función de la problemática del cambio climático- hoy en día han comenzado a reconocerse sus perjuicios. En ocasiones, algunos de los problemas que pueden acarrear estos biocombustibles son mayores que los que proponen sus predecesores.

Hay algunas razones muy puntuales por las que sería un error reconocer a los biocombustibles como una alternativa verde a los combustibles fósiles. Algunas de las más notorias, dan cuenta del daño que le imprimen a la tierra y el agua, así como su cualidad –negativa- de liberar altas dosis de Dióxido de carbono. En definitiva, tierra y agua son dos recursos naturales que vale la pena cuidar y los biocombustibles no resultan totalmente beneficiosos en ese sentido; además y como se dijo, las altas dosis de Dióxido de carbono que emiten resulta mayor a la que pueden absorber las plantas.

Quizás uno de los perjuicios más importantes que reconoce la producción de biocombustible da cuenta de la enorme cantidad de suelo que debe ser utilizado en el proceso. Hay quienes sostienen que esta enorme cantidad de tierra debería ser utilizada para la producción de alimentos otorgándole a esta rama de la economía una jerarquía mayor en términos de nuestros intereses sociales.

En el mismo sentido, hay quienes critican que el maíz y otras plantas oleaginosas son producidas para la elaboración de biocombustibles, desatendiendo la necesidad alimenticia de millones de personas. Si la tierra es utilizada para la producción de cultivos, pero ellos son destinados a la producción de biocombustibles, las necesidades alimenticias humanas no serán del todo satisfechas tanto hoy como en un futuro.

En definitiva, la problemática de los biocombustibles nos invita a pensar si aquello presentado como solución a una problemática tan urgente como es la del cambio climático, no abre nuevos interrogantes y presenta nuevos problemas. Pensar en la necesidad de cuidar el medio ambiente nos invita a reconocer que los biocombustibles no representan una alternativa verde para los combustibles fósiles y en función de ello, establecer un sincero replanteo en función de su utilización.


Acerca de Ismael Naput 27 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*