Científicos trabajan en un combustible para el futuro



Esquema de vehículo propulsado por pila de hidrógeno

Científicos trabajan en un combustible para el futuro. Biocombustibles, hidrógeno

Esquema de vehículo propulsado por pila de hidrógeno

El incremento en el precio del barril de petróleo -hoy en 135 dólares-, las subas de los combustibles en el mercado interno y sus nocivas consecuencias en el medio ambiente empujaron a los científicos locales a iniciar el análisis y desarrollo de energías alternativas que sean limpias e inagotables. En ese sentido trabajan 12 profesionales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), quienes pretenden implementar un sistema que abastezca a vehículos basado en el hidrógeno.

Walter Triaca, investigador del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA) de la UNLP, señala que “trabajamos en tecnologías del hidrógeno para desarrollar sistemas sustentables de energía. Esto quiere decir que se puede emplear este elemento para almacenar otras energías que nos permitan reemplazar, paulatinamente, a los combustibles fósiles”.

De acuerdo con las investigaciones del INIFTA, Argentina podría aprovechar la energía solar y, en especial, la eólica que se produce en distintas regiones del país, como la Patagonia. Tanto la luz del sol como el viento son denominados fuentes primarias y alternativas, ya que pueden producir electricidad, como el caso de un molino.

Sin embargo, una de las dificultades que se pueden evidenciar es su almacenamiento y su traslado, ya que las naftas, por ejemplo, son fluidos que pueden acopiarse tras un proceso de refinamiento, mientras que el resto tiene que condensarse de otra manera. En esta instancia es en la que cobra importancia el hidrógeno.

Triaca, quien también es investigador superior de CONICET, sostiene que “el 94 % del consumo total de energía en nuestro país proviene de fuentes fósiles (petróleo, gas natural, carbón), lo que evidencia una gran dependencia. En Argentina se consumen 60 millones de toneladas anuales de estos combustibles, lo que trae un problema ecológico por la emisión de gases de escape de los vehículos que contribuyen al calentamiento global y perjudican a la capa de ozono”.

“Por ejemplo, un auto funciona a través de un motor de combustible interno en el que se desperdicia el 80 por ciento de energía, por eso hay que buscar alternativas. Como fuentes nucleares u otras renovables (solar, eólica, hidráulica, mareomotriz, etc) que son más productivas”, describe.

“La dificultad es hallar la manera de hacerlos sintéticos (y trasladables), y el hidrógeno nos da esa posibilidad. Así podremos tener autos que no contaminen y funcionen a base de este elemento insertado en una estructura sólida o líquida”, enfatiza.

En ese sentido, ejemplifica que no se trata de un anhelo imposible, ya que “Ford, Chrysler, Mercedes Benz, y otras firmas, tienen prototipos de vehículos eléctricos (ver gráfico). Cuestan alrededor de 60 mil dólares y no emiten contaminantes, aunque para introducir una nueva tecnología hay que preparar la infraestructura, y nuestro país, en lugar de tener estaciones específicas, podría equipar las actuales sin mayores costos”.

En cuanto a la autonomía que tendría un auto eléctrico (impulsado con hidrógeno), estima que “un tanque de este combustible, que tenga la dimensión de uno de gasoil con capacidad para 50 litros, nos permitiría llegar a Mar del Plata”.

En tiempos en que el acceso a naftas u otros fluidos es dificultoso, ya sea para el uso individual o industrial, el empleo de nuevas tecnologías y otros elementos puede ser una solución a mediano y largo plazo. Y, mientras hay quienes advierten sobre la escasez del petróleo, pensar en alternativas que a su vez sean inagotables es una muestra de posibilidad y esperanza. Así lo indica la ciencia.

Científicos trabajan en un combustible para el futuro. Biocombustibles, hidrógeno

Temas relacionados: hidrógeno, biocombustibles, barril de petróleo, medio ambiente, científicos, energías alternativas, limpias, inagotables, Universidad Nacional de La Plata, UNLP, tecnologías del hidrógeno, sistemas sustentables, almacenar energías, combustibles fósiles, energía solar, energía eólica, fuentes primarias, energías alternativas, producir electricidad, molinos de viento, almacenamiento, traslado, proceso de refinamiento, consumo de energía, gas natural, carbón, problema ecológico, emisión de gases, escape de los vehículos, calentamiento global, capa de ozono, motor de combustible interno, fuentes nucleares, energía hidráulica, mareomotriz, contaminen, prototipos, vehículos eléctricos, nueva tecnología, impulsado con hidrógeno, alternativas inagotables, crisis energética mundial

Fuente: Quilmes Presente (www.quilmespresente.com)